Caso De Lima: cotejarán sangre con ADN de la víctima y de los imputados

Analizarán restos biológicos de la ropa secuestrada a los dos sospechosos para corroborar si coinciden con sus patrones sanguíneos y si en las prendas hay sangre del menor (14) asesinado a la vera de la exruta 14.

09/10/2021 09:06

DETENCIÓN. El segundo sospechoso fue aprehendido cinco días después del crimen por la Dirección Homicidios, bajo la lluvia y en el barro en un camino de colonia en San Pedro.

La instrucción del expediente por el asesinato de Alexis Ezequiel De Lima (14) avanza hacia la determinación de la prisión preventiva para los dos detenidos pero, desde la Justicia aguardan un paso clave: el cotejo de todas las evidencias y pruebas para determinar cual es el sospechoso más comprometido, autor material o si ambos actuaron juntos hasta acabar con la vida del adolescente el 3 de octubre en el barrio San Miguel de San Pedro.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN señalaron que, durante los últimos días, se incorporaron a la causa resultados del análisis del material secuestrado durante los allanamientos y detenciones de los dos imputados.

Restos de sangre fueron hallados en prendas de vestir y serán cotejados con las huellas de ADN de la víctima y sus presuntos victimarios, lo dispuso durante las últimas horas el juez de Instrucción de San Pedro, Ariel Belda Palomar.

De esta manera, el magistrado estaría a punto de resolver la situación procesal de un joven de 18 y otro de 24, sindicados como sospechosos. Intenta saber si alguno de ellos utilizó la ropa cotejada el día en que mataron a De Lima a la vera de la exruta 14 en el barrio San Miguel junto a su madre y un hermano menor.

También será importante cotejar esas muestras con el ADN de la víctima, ya que según confió una fuente, entre el material secuestrado hay prendas recogidas en la escena del crimen, durante la detención de los sospechosos y en diversos allanamientos realizados.

Hasta el momento, ambos se declararon inocentes y se apuntaron el uno a el otro en sus audiencias indagatorias.

En el caso del joven de 24 años, el último en ser aprehendido, apuntó como coartada que estuvo a la hora del crimen con un vecino compartiendo bebidas alcohólicas cuando en primera instancia habría dicho que estuvo haciendo lo mismo pero con el otro imputado.El vecino señalado, no fue encontrado hasta el momento y es por eso que la versión del detenido no pudo ser confirmada.

En tanto el joven de 18 años, el primer sospechoso en ser demorado, tiene a su favor que en las diversas declaraciones de testigos judicializadas, incluso declaración de la madre de De Lima y su hermano menor (11) en Cámara Gesell, sus características físicas no coincidirían con la de agresor. Situación opuesta a la del otro joven involucrado.

Ambos fueron notificados por “homicidio simple” e imputados provisoriamente poco después de sus detenciones. Sin embargo, la suerte de uno de ellos puede cambiar si en los cotejos de ADN no se detecta su rastro.

 

El hecho

Alexis Ezequiel De Lima fue asesinado cerca de las 23 del viernes 4 de junio en el barrio San Miguel de San Pedro cuando caminaba a la vera de la exruta 14 con su madre y hermano menor de 11 años.

De acuerdo a lo que pudo reconstruir la policía, un hombre se acercó al menor y lo atacó directamente con un machete y le provocó una herida en el cuello de doce centímetros. Por poco es degollado y por la pérdida de sangre murió casi en el acto.

Una de las hipótesis es que la víctima fue agredida porque antes de irse de una “reunión de amigos o vecinos” no quiso dejar plata para comprar bebidas. Otra indica que fue atacado al azar por una persona bajo los efectos de alguna bebida o una sustancia alucinógena.

 

Características del agresor

La madre del joven asesinado fue la persona que estuvo más cerca del agresor y al momento de dar su testimonial, aseguró que el atacante era uno solo y de contextura más bien cercana o similar al mayor de los detenidos. Ella confirmó que forcejeó con él para defender a su hijo pero luego de algunos segundos cayó al piso.

En ese momento el homicida escapó a la zona de monte, pero antes ya le había propinado un certero golpe con machete en la cabeza y cuello al menor de edad quien murió prácticamente en el acto tras perder mucha sangre.

El hermano del menor asesinado, por tener 11 años, declaró pero en la modalidad Cámara Gesell y aportó características o datos similares a los que dio su madre como: “vino un señor de la nada y le pegó a Alexis”, textual en su relato según una fuente confiable.

Desde la Justicia señalaron en su momento que el arma empleada tenía mucho filo, se presume similar a un machete que se utiliza en labores de tarefa de yerba mate y que el corte letal fue de doce centímetros.