Caso De Lima: declaró un acusado y como coartada nombró a otro vecino

El adolescente de 14 años fue asesinado el 3 de junio a la vera de la exruta 14, en San Pedro.

22/09/2021 15:46

SOSPECHOSO. Durante varios días el imputado permaneció prófugo de la Justicia.

 

Uno de los dos detenidos por el homicidio de Alexis Ezequiel De Lima (14) ocurrido el 3 de junio de este año amplió su indagatoria ante el juez de Instrucción 1 de San Pedro, Ariel Belda, y aseguró que no participó del crimen y como coartada dijo que estuvo con otro vecino el día y hora del ataque.

Durante los últimos días, el magistrado que investiga el asesinato de un machetazo en el cuello del adolescente tarefero, citó al joven de 23 años detenido pocos días después del homicidio y cuando intentaba escapar a caballo cerca de una chacra en San Pedro, para que declare como había solicitado su defensa.

En primera instancia guardó silencio y fue imputado provisoriamente por “homicidio simple” al igual que el primer detenido, un joven de 18 años.

Ahora asegura que estuvo con un vecino del barrio cuando mataron a De Lima, cuyos datos se mantuvieron en reserva a fin de que la policía procura ubicarlo por estas horas. El segundo detenido fue el apuntado como máximo sospechoso tanto por la madre de De Lima, como de su hermano menor en cámara Gesell y por otros testigos. Lo hicieron por características físicas y como si fuera poco, el primer sospechoso en quedar bajo arresto lo apuntó directamente como el responsable.

Alexis Ezequiel De Lima fue asesinado cerca de las 23 del viernes 4 de junio en el barrio San Miguel de San Pedro cuando caminaba a la vera de la exruta 14 con su madre y hermano menor de 11 años.

De acuerdo a lo que pudo reconstruir la policía, un hombre se acercó al menor y lo atacó directamente con un machete y le provocó una herida en el cuello de doce centímetros. Por poco es degollado y por la pérdida de sangre murió casi en el acto. Una de las hipótesis es que la víctima fue agredida porque antes de irse de una “reunión de amigos o vecinos” no quiso dejar plata para comprar bebidas. Otra indica fue atacado al azar por uno de los detenidos bajo los efectos de una sustancia alucinógena.