Con esta pobreza e indigencia, no terminará nunca la emergencia social

03/10/2021 09:27

Mientras en la Casa Rosada algunos se mostraron optimistas por la baja de dos décimas en los índices de pobreza del primer semestre de 2021, es difícil compartir esa visión esperanzadora cuando casi 19 millones de argentinos que entraron en la medición (con lo cual serían más gruesas las cifras), haya caído en esa situación social de emergencia.

Menos aún cuando el 54% de los niños menores de 15 años sigue bajo la línea de pobreza, comprometiendo su futuro en todo sentido.

A la empatía que se pueda sentir con aquellos que llevan largo tiempo no sabiendo con qué podrán alimentar a sus familias o con necesidades básicas insatisfechas -como agua, energía eléctrica por citarse algunas-; lo que se necesita es una dirigencia política oficialista (porque gobierna actualmente) y opositora (porque debe no sólo controlar sino también proponer alternativas), capaces de revertir en el mediano y largo plazo esta penosa realidad social de la Argentina.

Sin embargo, de ambos lados se muestran más preocupados por la disputa de poder que por resolver los graves problemas de la sociedad. Aún sabiendo que pueden ser mucho peores y, ante la profundización, con efectos incalculables en muchos aspectos de la vida cotidiana.

Ya lo dijo esta semana el vicepresidente de Cáritas en Misiones, el padre Alberto Barros, en FM 89.3 Santa María de las Misiones (la radio de PRIMERA EDICIÓN): “Uno de los grandes problemas que tenemos en Argentina es que mucha de nuestra dirigencia política habla de la pobreza pero no llora la pobreza porque no sufre, entonces difícilmente busque cambiar la situación”. Y agregó que “cuando empecemos a cambiar el corazón entendiendo que la persona que vive en la pobreza sufre mucho, y cuando quienes no vivimos esa experiencia hacemos carne en nuestra propia vida esa pobreza, vamos a empezar a cambiar”.

La medición oficial del INDEC volvió a poner al Norte Grande (NEA y NOA) como las más pobres del país. Esta región a la cual el presidente Alberto Fernández y su Gabinete le vienen prometiendo respuestas que nunca llegan. Donde cada presidente que pasa por la Rosada habla de “reivindicaciones” o “reparación histórica” para el Norte (con nombres y lanzamientos de programas grandilocuentes) que se “desinflan” al poco tiempo, sosteniendo la desigualdad y profundizando el padecimiento de decenas de miles de personas.

Tal vez en este “tren de anuncios positivos” en el que se embarcó el Gobierno de Alberto Fernández, llegue en algún “furgón de cola” que le sobre al Gobierno para este Norte pobre. Será seguramente alguna migaja de todo lo que se destina a provincia de Buenos Aires para captar el bastión electoral que más le interesa al kirchnerismo.

En Misiones, con la vuelta de las sesiones a la presencialidad, los diputados prorrogaron hasta el 12 de septiembre de 2023 la vigencia de la Ley de Emergencia Alimentaria, que se sancionó en el año 2019, cuando “el contexto económico, sanitario y social era distinto, y con el transcurrir de la pandemia se complementó con las políticas sociales que ejecuta nuestro Estado provincial”, manifestó el presidente de la Comisión de Salud, Martín Cesino.

“Ha sido una herramienta muy importante y queremos que todas las familias misioneras, que han sido vulneradas en todo este tiempo, tengan el acompañamiento de todos y cada uno de nosotros, porque es una ley integral que habla del derecho básico de la alimentación, pero también apunta a una educación y salud de calidad, y a la igualdad de oportunidades”, agregó.

Así como Misiones fue la primera en suspender las clases cuando se venía la pandemia, fue la primera en reactivar todos los rubros de la economía con protocolos, ahora fue la primera provincia que tuvo una cámara de diputados que volvió a sesionar de manera presencial. La decisión fue tomada por el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, teniendo en cuenta el contexto epidemiológico equilibrado y persistente en el que se encuentra la provincia.

 

Herrera a Buenos Aires

El próximo jueves, el gobernador Herrera Ahuad tiene agendada dos audiencias en Buenos Aires con funcionarios claves del Gobierno nacional. Según pudo saber PRIMERA EDICIÓN, una de ellas será con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, con quien se reunirá por segunda vez desde que asumió. El mandatario le envió esta semana un pedido formal escrito para que autorice la apertura como “corredores turísticos seguros” al puente entre Posadas y Encarnación (Paraguay) como al paso seco entre Bernardo de Irigoyen y Dionísio Cerqueira (Brasil).

Si no hay novedades antes del jueves, Herrera le insistirá en persona sobre la cuestión que ya tiene hasta propuesta de protocolos en base a la experiencia entre Puerto Iguazú y Foz de Iguazú.

Además, le pedirá financiamiento para terminar el Instituto de Medicina Tropical (INMET), un “hijo” de Manzur cuando fue ministro de Salud de CFK y que aún no se pudo terminar después de tres presidentes que van pasando por el poder. Y sumará financiamiento de obras varias como el hospital SAMIC de Leandro N. Alem y de energía para distintas localidades.

La otra reunión será con el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, para avanzar en programas de crédito, infraestructura de espacios de primera infancia, entre otros temas.

 

Pedido a Sergio Massa

Con el renovado Gabinete nacional, Misiones reactivó los reclamos importantes: la zona aduanera especial, entre otros, por medio del cual se pretende establecer mayor equidad competitiva con respecto a los países fronterizos. El Gobernador se lo solicitó al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa.

Por su lado, la Legislatura y su presidente, Carlos Rovira, respaldaron esta solicitud que redundará en beneficios para todos los ciudadanos. El reclamo se relaciona con una necesidad que la provincia considera es necesario resolver con suma urgencia. Desde el Frente Renovador se insiste a Nación para que los beneficios sigan determinando el crecimiento de Misiones.

En la misiva se le solicitó puntualmente que se incluya en el tratamiento de la Ley de presupuesto un Área Aduanera Especial y la posibilidad de extensión de zonas francas habilitadas. “La adopción de tales previsiones permitirá corregir las asimetrías existentes en el intercambio bilateral fronterizo con los vecinos Brasil y Paraguay poniendo a los misioneros en pie de igualdad competitiva con sus pares de los hermanos países, lo que redundará sin dudas, en mayor desarrollo y prosperidad, objetivo que es nuestro deber velar”, le explicó a Massa el mandatario misionero.

“Misiones tiene la libertad y la posibilidad de realizar estos planteos y pararse frente a la Nación porque tiene un gobierno autónomo, que reclama lo que conviene a la provincia y no obedece a los partidos nacionales, como lo hicieron los diputados nacionales de Cambiemos y del kirchnerismo. Esa es la diferencia central de integrar un espacio provincial como la renovación”, explicaron desde la Rosadita.

 

Último tramo electoral

El pasado 30 de septiembre se inició la campaña electoral, camino a las elecciones generales del 14 de noviembre. Sin embargo, recién desde el 10 de octubre podrán verse y escucharse las publicidades de los candidatos.

La gran incógnita es si gran parte o poca del electorado cambiará el sentido de su voto emitido en las PASO. De acuerdo a una reciente encuesta, teniendo en cuenta que muchos candidatos no estarán, pareciera que nada garantiza que los votos se mantengan en los mismos frentes. La gente se sacó la bronca y castigó al Gobierno nacional votando al espacio más opositor, pero habrá que ver si es JxC el espacio al que el electorado misionero le quiere “devolver” el protagonismo de poder que profundice la “grieta” en el Congreso.