Antonella quedó bajo la custodia provisoria de una hermana mayor

La jueza subrogante Lorena Toledo ordenó en la noche del viernes que la pequeña Antonella quede en custodia provisorio de su hermana mayor en Eldorado.

04/12/2020 22:24

ACAMPE. Los vecinos y amigos de Dávalos convocaron a la movilización en apoyo a la triste situación de la familia.

Otra jornada cargada de tensión, manifestaciones, críticas y explicaciones de muchas situaciones inexplicables, se vivió este viernes en Eldorado donde se buscó una definición judicial al papelón judicial, que se volvió noticia nacional con el caso de la tenencia para adopción de la pequeña Antonella de casi 4 años de edad.

Casi a la medianoche, la jueza subrogante Lorena Toledo ordenó que la niña quede en custodia provisoria de una hermana biológica mayor, hasta que la Justicia resuelva una apelación sobre la guarda otorgada a una pareja posadeña.

Por su parte, la cuestionada jueza de Menores Corina Jones, tras resolver que se quitara la guarda solidaria de la familia Dávalos y la posterior entrega a una pareja de Posadas, se tomó un día de licencia y habría viajado a la capital provincial para verificar el estado de la niña y sus nuevas guardadoras. Trascendió un supuesto apartamiento ordenado por el Superior Tribunal de Justicia que luego fue desmentido. Aunque las fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, admitieron el malestar en el Palacio de la avenida Santa Catalina por lo sucedido.

La abogada de los Dávalos, Sandra Olcese, admitió en FM 89.3 Santa María de las Misiones que analizan una denuncia contra Jones.

 

Movilización en Eldorado

Desde las primeras horas del día, la propia familia Dávalos, vecinos, amigos y organizaciones sociales se movilizaron por Eldorado hasta la sede judicial para reclamar la restitución de la niña. La pareja a cargo de la guarda solidaria de Antonella se encadenó al frente del Juzgado de Menores mientras más gente se sumó a acompañarlos.

Cerca del mediodía la jueza civil y comercial Lorena Toledo, en carácter de subrogante de Jones, recibió a los Dávalos y se comprometió a intentar resolver el conflicto sin importar el fin de semana ni el feriado largo de lunes y martes.

En la siesta de ayer, los manifestantes decidieron cortar la ruta nacional 12 y calle Formosa de la “Capital del Trabajo”, por no tener novedades desde la Justicia y para presionar una respuesta al reclamo que llevaba varias horas.

Cerca de las 18 horas se supo que el defensor oficial de primera instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y de Familia Nº 2 de Eldorado, Ramón Alejandro Nazareth Casco, solicitó que la pequeña Antonella de cuatro años quede en custodia de una hermana biológica.

Esa medida había sido rechazada la semana pasada por Jones. Pero el Defensor insistió con el pedido, al entender que sería la mejor salida para el conflicto que se generó el jueves, hasta tanto la Cámara de Apelaciones resuelva el planteo de nulidad de la guarda para la pareja de posadeñas, interpuesta por los abogados de los Dávalos.

Así, la jueza Toledo ordenó una inspección ocular a la casa de la hermana de Antonella y una pericia psicológica a la misma para saber si se encuentra en condiciones de hacerse cargo de la niña.

El defensor Casco se habría ofrecido -de ser necesario- a viajar personalmente hasta Posadas para llevar a la pequeña a Eldorado si se resuelve el planteo a su favor.

 

Habló la jueza Jones

Corina Jones, jueza de Familia de Eldorado, explicó en una entrevista con Noticias del 6 que “la niña estaba bajo el cuidado de una familia en carácter transitorio, dentro de un expediente cautelar. Ellos eran una familia solidaria con los alcances del artículo 611, que no admite que puedan adoptar a la niña, y siempre se les notificó esto a lo largo del expediente”.

La magistrada asumió en septiembre la titularidad del Juzgado, y en ese momento “se declaró el estado familiar de la niña, todos estaban notificados y nadie apeló. Se les comunicó en septiembre que se iban la llevar a la lista adoptante y se resolvió el pedido de ellos de guarda hasta el pedido de adopción, explicándoles que no podían adoptar“.

Indicó que “a partir de que se empezó a hacer la vinculación de la niña con las familias, con el registro de adoptantes, las personas -por la familia solidaria- empezaron a manifestarse en contra“.

Jones aclaró que “en todo momento fue acompañada por psicólogos y equipos que siempre manifestaron que la niña se encontraba en condiciones de iniciar una vinculación adoptiva”.

Por otra parte, contó que esta es la segunda familia que se entrevista para obtener la adopción de la pequeña. “La primera familia, cuando se inició el tema vinculación, manifestó que no iban a poder seguir adelante por todo el contexto. No es que fue el primer intento de vinculación, el primero fracasó y ellos estaban en pleno conocimiento de que en el Juzgado se estaba trabajando en el registro de adoptantes“.

 

“Les arrancaron a Antonella”

La abogada de la familia Dávalos de Eldorado, Sandra Olcese, aseguró que los cuatro años que se tomó la Justicia para resolver la situación de la pequeña Antonella son “imperdonables”.

Se tardó tanto y habría que preguntarle a los integrantes del Poder Judicial el por qué. En el Juzgado de Familia -que no tenía juez natural- se fueron haciendo cargo los jueces civiles y laborales hasta septiembre cuando asumió Corina Jones. No es un justificativo, es una mora imperdonable, pero es lo que sucede en los juzgados de la provincia”, dijo en declaraciones a Radio República.

Al ser consultada por qué razón la familia que representa no puede ser la adoptiva, Olcese dijo que “es una opinión subjetiva de la jueza, que omitió que la pareja está inscripta legalmente en el Registro de Aspirantes a la Adopción. Hemos hecho el planteo de guarda con fines de adopción. Nunca fue una familia que cumple el papel de solidaria. En junio de 2017 aceptaron ser guardadores provisorios porque recién se iniciaba el trámite”.

Olcese aseguró que una hermana mayor de Antonella se presentó ante la jueza para hacerse cargo de la niña “para que no se vaya lejos de la familia de origen como de la familia guardadora. Que se mantenga en Eldorado y que ella se hacía cargo. Hizo la presentación con otro colega y la jueza rechazó el planteo”.

“El fundamento del rechazo no resiste análisis alguno, ya que sostiene que hay connivencia y lo que quedó en claro hoy cuando la jueza subrogante llamó a una audiencia, es que son una gran familia que contiene a esta niña sin intereses contrapuestos“, sostuvo Olcese.

“La Justicia arrancó a la niña de su centro de vida. No es sólo una hermana biológica, porque acá hay tías, cumpleaños festejados en los hogares, primos que jugaban con la niña de la misma edad, hay abuelas de ambas familias (la biológica y la guardadora). Por eso el dolor tan desgarrador que vivió en el Juzgado y la gente no puede creer la resolución”, afirmó la abogada de los Dávalos.

 

Críticas del Consejo Nacional

Nora Schulman, directora Ejecutiva del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de los Derechos del Niño aseguró al canal Todo Noticias de Buenos Aires que lo sucedido fue “una cosa espantosa y terrible. Siempre esta cuestión de que la Justicia acude a la Policía para temas que tienen que ver con derechos de los niños. Hay varios casos en la misma situación en que la policía arranca de los brazos a los chicos de sus padres. Produce estas situaciones de extrema violencia para los niños, en este caso una niña chiquita que no debe entender nada“.

En base a las imágenes que recorrieron el mundo cuando se pretendía sacar a la niña en un patrullero y comenzó el enfrentamiento con la familia que tenía su guarda solidaria, Schulman dijo que fue “un episodio terrible que, por más situación anterior que haya, no es la forma de tratar a una niña. La Justicia está actuando de muy mala manera en este momento, hemos visto un retroceso muy grande en esta relación entre Justicia y Policía. Donde la Justicia actúa mal y lo digo con conocimiento de causa“.

 

Denuncia penal

El asesor legal de la Defensoría de los Derechos del Niño, Niña y Adolescentes de Misiones que intervino en el caso, Marcelo Susini, que “hay denuncias penales respecto al origen del por qué esta familia asumió el cuidado de Antonella porque no hubo un análisis previo acerca a las condiciones de Dávalos para hacerse cargo de la niña. Fue una entrega directa que después se oficializó en el Juzgado, la misma institución que luego les hizo saber que no iban a poder adoptarla”.

Destacó a PRIMERA EDICIÓN que las policías no son la primera pareja de adoptantes que intentaron cuidar a Antonella. “Se trata del tercer intento, porque las dos familias anteriores no pudieron culminar el trámite debido a lo conflictivo del caso ya que la familia Dávalos obstaculizó permanentemente los intentos de vinculación”.

Por todo esto, consideró que lo que se resolvió “se ajusta a las normas, más allá de lo que las familias quieran” y agregó que “lastimosamente se tardó en resolver el caso. Esta situación debía solucionarse hace tiempo atrás pero debido a la falta de jueces fijos y jueces subrogantes que van cambiando, se demoró”.

Al consultarle por el período de vinculación establecida como tiempo necesario de adaptación del niño a su nueva familia, Susini dijo que “no llegó a efectuarse porque la familia facilitadora fue la que obstaculizó los hechos”.

En este sentido, explicó que “tengo entendido que el jueves se iba a iniciar el proceso: la pareja que fue a Eldorado no fue para llevarse a la niña de manera definitiva sino que iban a iniciar la etapa de vinculación pero, ante la compleja situación que se dio, optaron por darle la tenencia. El jueves se iba a iniciar un proceso que terminó en el cuidado permanente de Antonella”.

Sin embargo, aclaró que lo sucedido “no fue una decisión apresurada. Sé que hubo un acompañamiento interdisciplinario para llegar a la determinación de la separación. No pasó de un día a otro sino que se siguió un procedimiento que tienen que ver con el derecho a la niñez y a la familia”. La pareja adoptante, “son personas que estaban inscriptas y en condiciones de adoptar hace mucho tiempo. No fue una cuestión armada de la nada”, destacó.

 

La resolución de la jueza Toledo

La jueza subrogante Lorena Toledo ordenó anoche conceder la guarda judicial de Antonella a una hermana de 19 años que vive en Eldorado, “hasta tanto se resuelva la apelación de autos caratulados principales y conexos. Debiendo aceptar el cargo por ante Actuaria”.

Para cumplir la medida, otorgó “facultades de práctica Dr. Casco Ramón Alejandro Nazareth a fin de que se constituya en el domicilio en que se encuentra la niña y proceda a la entrega en ese mismo acto” a la hermana. El Defensor Casco fue quien insistió ayer en la medida que finalmente acotó Toledo.

En la misma resolución, la jueza estableció “un régimen de comunicación y contacto” con los Dávalos.

La magistrada sostuvo “Que los informes del Cuerpo Medico Forense surge que es viable el pedido del Ministerio Público, además que considero que resulta oportuno el pedido, a fin interrumpir por los fundamentos expuestos por el actor la ejecución de la sentencia del estado de Adoptabilidad”; y que “Resulta viable la presente cautelar a favor de la niña a fin del restablecimiento de su derecho a vivir con su familia de origen”.