Corina Jones: “Siempre se les explicó que no la podían adoptar”

La jueza Jones manifestó además que "la niña estaba bajo cuidado de la familia en carácter transitorio dentro de un expediente cautelar".

04/12/2020 11:57

Corina Jones

Corina Jones, Jueza de Familia de Eldorado

El caso de la tenencia de una niña de cuatro años causó conmoción en provincia luego de que este último jueves un grupo de personas se manifestara frente al Juzgado de Familia 1 de Eldorado en oposición al cambio de hogar de la menor.

La familia cuidó de la pequeña por varios años en calidad de guarda solidaria, pero en las últimas horas fue notificada que ésta sería entregada a otra pareja de adoptantes lo que provocó tensos momentos frente al Juzgado, donde incluso debieron intervenir las fuerzas policiales para evitar el enfrentamiento entre ambas familias, la de guarda y la adoptante.

Una familia solidaria forma parte de un programa de acogimiento familiar destinado a niños, niñas y adolescentes que de forma transitoria no pueden vivir con sus familias de origen y por lo cual no se puede aspirar a la adopción. Pero en este caso, la familia Dávalos no podía aspirar a una adopción, ya que no estaría inscripta en el Registro Único del Superior Tribunal de Justicia, según indicaron fuentes judiciales.

Corina Jones, jueza de Familia de Eldorado, explicó en una entrevista con  Noticias del 6 que “la niña estaba bajo cuidado de una familia en carácter transitorio dentro de un expediente cautelar. Ellos eran una familia solidaria con los alcances del artículo 611, que no admite que puedan adoptar a la niña, y siempre se les notificó esto a lo largo del expediente

Los padres de la pequeña se encadenaron esta mañana frente al Juzgado, antes de que la Justicia decidiera recibirlos.

La magistrada asumió en septiembre la titularidad del Juzgado, y en ese momento “se declaró el estado familiar de la niña, todos estaban notificados y nadie apeló. Se les comunico en septiembre que se iban la llevar a la lista adoptante y se resolvió el pedido de ellos de guarda hasta el pedido de adopción, explicándoles que no podían adoptar“.

Luego indicó que “a partir de que se empezó a hacer la vinculación de la niña con las familias, con el registro de adoptantes, las personas -por la familia solidaria- empezaron a manifestarse en contra“.

Además la jueza aclaró que “en todo momento fue acompañada por psicólogos y equipos que siempre manifestaron que la niña se encontraba en condiciones de iniciar una vinculación adoptiva

Por otra parte, Jones contó que esta es la segunda familia que se entrevista para obtener la adopción de la pequeña. “La primera familia, cuando se inició el tema vinculación, manifestó que no iban a poder seguir adelante por todo el contexto. No es que fue el primer intento de vinculación, el primero fracasó y ellos estaban en pleno conocimiento de que en el Juzgado se estaba trabajando en el registro de adoptantes“.

“Lo importante es que ellos son una familia solidaria, en todo momento se les aclaró, y el desenlace no es acorde a lo que refleja el expediente, que fue claro en todo momento respecto a la participación y que se iba a llamar a lista adoptante conforme es el procedimiento de adopción. Ayer al momento de iniciar la vinculación sucedieron hechos que tomaron trascendencia pública y que llevaron a que se tomen medidas serias y se ponga en resguardo a la niña“, cerró la Jueza.

 

“Si la nena no está a las 12 acá, nos vamos a la ruta”

Mientras tanto las manifestaciones continúan frente al Juzgado de Familia de Eldorado. Allí, la jueza subrogante Toledo debió salir a hablar con las personas que se concentran en el lugar y dificultaban el acceso al edificio. “Ahora hice pasar a las personas más cercanas a este expediente que nos tiene en esta situación hoy, voy a escuchar a la familia y atenderlos“, contó la Doctora.

En todo momento los manifestantes pidieron que la menor regrese con la familia Dávalos y en un momento advirtieron que “si la nena no está a las 12 acá, nos vamos a la ruta” a continuar con la protesta.

En medio del tenso diálogo entre la jueza y los manifestantes, el tío de la niña salió a calmar las aguas y declaró: “Soy el que peor está viviendo este momento, necesitamos tranquilidad, hay vuelta atrás pero necesitamos tranquilidad, se hará justicia“.