Pareja a la que quitaron la niña en Eldorado se encadenó frente al Juzgado

Se realiza una manifestación de apoyo a la familia Dávalos. La convocatoria se viralizó a través de las redes sociales. En diálogo con FM de las Misiones, Leandro Dávalos, tío de la pequeña, manifestó: "No terminamos de entender. Estamos destrozados".

04/12/2020 09:56

 

Con apoyo de varias familias comenzó en Eldorado una movilización a favor de la familia que tenía la tenencia solidaria de la niña de cuatro años que cuya tenencia fue otorgada por la jueza Corina Jones a una pareja de policías y generó ayer momentos de mucha tensión y forcejeos.

En diálogo con la FM 89.3 Santa María de las Misiones,  el tío de la pequeña, Leandro Dávalos, manifestó que están “destruidos. nadie durmió, tengo 16 sobrinos  y todos preguntaban por su prima, y los que entienden, los más grandes lloraban”.

“Estamos destrozados. Somos una familia unida que la crió (a la pequeña) desde el mes hasta ahora que ya tiene cuatro años. Mi mamá le daba la mamadera, ella iba a desayunar. Pasábamos en familia, pasaron fiestas, cumpleaños, pasaron un montón de cosas (…) No puede ser que la jueza no piense, no en nosotros sino en la beba, qué está pasando ella ahora. No tiene dos meses ni nada, tiene cuatro años y uso de razón, sabe quiénes son sus padres, sus tíos, quiénes están con ella siempre, quién es su abuela”, aseveró angustiado Dávalos.

“No terminamos de entender”, dijo y agregó que desde un principio ellos figuraban como “familia de guarda con fines de adopción”, sin embargo sostiene que “desde que la jueza asumió desde hace tres meses eso cambió, la misma jueza cambió eso. En el expediente los mismos psicólogos y psicopedagogos que le hicieron los estudios a mi hermano y a la beba sostienen que es imposible separar a la beba de su padre porque podría ser un daño permanente para la nena y de pronto ayer la jueza cambia los médicos de parte e incluye a dos psicólogos forenses”.

Al ser consultado acerca de lo recomendado por los abogados, Dávalos comentó que “la jueza le puso un bozal legal tanto a los abogados de la familia” como los padres de la niña.

A los manifestantes frente al Juzgado se sumó una columna del Polo Obrero que previamente marchó por calles de la ciudad en apoyo a la comunidad educativa de la Escuela Especial 46 que pide el nombramiento de un sereno y  el arreglo del edificio de la institución, tras lo cual se sumarán en el Juzgado de Familia en solidaridad con la familia Dávalos.