“El Cuerero” tendrá una lenta rehabilitación y quedaría discapacitado

El presunto asesino continúa internado en el Hospital SAMIC de Eldorado con doble custodia policial las 24 horas. Entre las lesiones que sufrió el domingo, no se recuperaría por completo del disparo que le destrozó un tobillo.

28/02/2020 07:35

Mayor paciencia y templanza a la puesta en la búsqueda de Valdir Prestes Barbosa, conocido como “El Cuerero”, es la que mantiene el Juzgado de Instrucción 2 de Eldorado, para aguardar el momento preciso para poder indagar al presunto femicida de Sonia Fátima Cerpa, de 40 años y asesinada a puñaladas durante la mañana del martes 18 de febrero en una chacra del paraje Dos Hermanas, municipio de Bernardo de Irigoyen.

La cautela de la jueza Nuria Allou para tomarle declaración radica en que “El Cuerero” sufrió lesiones que requieren de una lenta recuperación.

De acuerdo a fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, no sólo heridas de arma blanca sufrió el brasileño de 34 años, también de arma de fuego y se investiga si todas fueron provocadas por Gustavo Cerpa (23) uno de los once hermanos varones de Sonia, que participaba en el rastrillaje del sospechoso.

Entre las lesiones de bala, la de mayor gravedad es la base plantar de un pie, literalmente destrozado por el impacto. De las observaciones y estimaciones de los galenos del Hospital SAMIC de Eldorado se recalcó la firme posibilidad que pierda motricidad para caminar, el más venturoso de los pronóstico sostiene una discapacidad a futuro.

Ante este panorama se esperará además a que se recomponga psicológicamente por completo para ser llevado a indagatoria y responder, entre varios puntos, su responsabilidad directa en el femicidio de Sonia Cerpa.

El tiempo que necesite para el alta médica favorece a la labor de los investigadores de la Unidad Regional XII para presentar el sumario completo de las actuaciones iniciadas en la comisaría del paraje Dos Hermanas.

El domingo 23, pasado el mediodía, Prestes Barbosa fue atrapado por una cuadrilla de policías y familiares de Sonia.

Fue Gustavo Cerpa, uno de los hermanos de menor edad de la víctima fatal, quien corrió hacia el sospechoso al verlo sigiloso en un trillo a la vera de la ruta nacional 14 y a unos 15 kilómetros de Dos Hermanas, en el paraje Nueva Esperanza, ya en el municipio de San Pedro.

Por el momento, las actuaciones policiales apuntan a que “El Cuerero” recibió un escopetazo calibre 16 en un pie y varias estocadas de puñal, como también múltiples golpes. Un arma de este calibre y un cuchillo de quince centímetros fueron hallados entre la maleza a corta distancia del lugar donde fue reducido Barbosa. Habrían sido utilizados por Gustavo en su intento de atrapar al victimario de su hermana.

Cerpa fue excarcelado el martes por la jueza Allou, luego de abstenerse de declarar, fijar arraigo y una caución juratoria. Trámites realizados con su abogada defensora, Blanca Raquel Núñez. Pero continúa supeditado a una causa por el delito de “lesiones gravísimas”.

Vale recordar que Sonia Cerpa fue asesinada de 18 puñaladas en su precario hogar rural de Laguna Azul, delante de sus hijas de 6 y 2 años quienes escaparon del asesino, ocultándose en el monte durante varias horas.