El premio Nobel de la Paz, Pérez Esquivel, solicitó la libertad de María Ovando

Ante un juez de Apóstoles, se presentó un hábeas corpus, con la firma del defensor de los derechos humanos, donde se plantea una serie de consideraciones para su liberación.

19/05/2021 12:51

El juez de primera instancia Civil, Comercial, Laboral, Familia y Violencia Familiar de Apóstoles Juan Manuel Lezcano, deberá resolver durante las próximas horas la admisión de un nuevo planteo de habeas corpus presentado por la defensa de María Ramona Ovando (46) condenada en octubre de 2020 a veinte años de prisión el Tribunal Penal de Eldorado por delitos contra la integridad sexual que sufrieron dos hijas y una nieta menores de edad.

El habeas corpus presentado a primera hora de este miércoles, lleva la firma de Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz (1980), quien acompaña los mismos fundamentos aportados oportunamente cuando el juez Correccional y de Menores 2 de Posadas, César Raúl Jiménez dio curso favorable y Ovando recuperó la libertad morigerada por controles y requisitos. Y basada en que la encartada aún no tiene sentencia firme y se espera la resolución de la casación planteada y dejada en constancia antes de la sentencia por los abogados Eduardo Paredes y Roxana Rivas.

El 11 de marzo de este año, la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores de la provincia revocó el recurso aceptado por Jiménez. La Sala 1 ordenó que regrese a la Unidad Penal V del Servicio Penitenciario Provincial en Posadas, tras hacer lugar parcialmente a la recusación realizada por la fiscal del Juzgado Correccional y de Menores 2, María Laura Álvarez, ante la decisión mencionada del 22 de febrero en consonancia con los fundamentos firmados por la integrante de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas.

En su nueva presentación, la defensa remarca la situación previa al juicio oral de octubre 2020 ante el TP de Eldorado, al que Ovando llegó acusada pero en libertad, y como la sentencia formulada fue casada en el plazo previsto, el carácter de no firme del fallo debería beneficiarla ya que durante la instrucción del expediente y hasta el debate la encartada “estuvo a derecho”, se presentó en cada citación judicial y no entorpeció el trámite de la causa.

También debería considerarse que sufre una patología diabética e hipertensiva.

Lyda Gallardo, Teresa Ramos y Eduardo Jourdan, condenaron a María Ramona Ovando como penalmente responsable y “cómplice primaria de los abusos y partícipe o facilitadora de corrupción agravada por el vínculo”. También sentenciaron a dos allegados a Ovando, Marcos Laurindo y Lucas Ferreira, a 18 y a 12 años de cárcel, respectivamente.