Día del Reciclaje: de la buena voluntad a lo poco que sabemos

La directora ejecutiva de Ecoplas, Verónica Ramos, analizó la necesidad de una ley nacional, qué saben los argentinos del reciclado y consejos que pueden ayudar al medio ambiente.

17/05/2021 14:30

El 17 de mayo se celebra del Día del Reciclaje, para concienciar a la población sobre la importancia de tratar los residuos como corresponden para proteger el medio ambiente.

Verónica Ramos, directora ejecutiva de Ecoplas, que es una asociación civil sin fines de lucro especializada en plásticos y medio ambiente, habló con la 89.3 FM De las Misiones sobre el reciclado, cuánto saben los argentinos del reciclado, la necesidad de una ley nacional, entre otros temas.

 

La falta de una ley nacional

Ramos explicó que los argentinos tienen la “buena voluntad” de reciclar pero “saben poco” sobre el cómo reciclar, dónde llevar los reciclables, qué tipo de residuos se pueden reciclar. “Acá en Argentina no hay una ley nacional de responsabilidad del productor (una ley de envases)”. Dijo que las provincias y municipios hacen lo que pueden, ya que “hay mucho voluntarismo y faltan políticas públicas para que los residuos puedan separarse en los hogares, que sea obligatorio y luego las cooperativas puedan separar y comercializar los fardos”, explicó.

Comentó que una encuesta que realizaron mostró que “solamente el 3% de los argentinos supo cómo separar los residuos”, contó. “La mayoría de las preguntas fueron mal respondidas”, dijo.

“Los ciudadanos sabemos poco, tenemos ganas (de reciclar) en general, buena voluntad, pero vemos que las campañas de comunicación son intermitentes, desaparecen, entonces las personas no sabemos cómo hacerlo, si van todos los reciclables juntos, si van por distinto tipo de materiales, si limpios, mojados, secos, hay mucha confusión. Es necesario que desde los gobiernos nos enseñen”, exhortó.

Para Ramos “falta política pública para poder acompañar la acción de los ciudadanos” que recicla, no solo para separar sino para fomentar el desarrollo de las cooperativas, porque esto genera empleo. De esta manera “las cooperativas puedan hacer fardos de distintos tipo de materiales (plásticos, papel, cartón, aluminio) y la puedan vender a la industria recicladora. Hay que crear todo un circuito”, manifestó.

 

“Es más caro tener basurales a cielo abierto”

Ramos fue consultada sobre los costos a la hora de invertir que deben hacer los municipios en una planta, contenedores o un circuito que ayude al reciclaje. A su entender, “es más caro no separar los residuos, es más caro tener basurales a cielo abierto”.

Aconsejó a los municipios a pensar en “una perspectiva que tiene que ver con la sustentabilidad. Estamos invirtiendo a mediano y largo plazo en el futuro, en nuestro planeta, en nuestro país y hacerlo de otra manera como lo venimos haciendo ahora creo que los costos son más caros”.

En ese sentido explicó que “debemos terminar con esta economía lineal de consumir y descartar, es lo que tenemos que hacer. Tenemos que ir por esta economía circular en donde dejamos de enterrar recursos, ya sea cartón, plástico, papel, aluminio, que salgan de los rellenos sanitarios y se conviertan en recursos para una economía circular, eso se vuelve insertar en el sistema productivo, genera empleo, hay que tener una visión más amplia para poder comprender las oportunidades de la economía circular”.

 

Economía circular 

La economía circular es una alternativa atractiva que busca redefinir qué es el crecimiento, con énfasis en los beneficios para toda la sociedad. Esto implica disociar la actividad económica del consumo de recursos finitos y eliminar los residuos del sistema desde el diseño. Respaldada por una transición a fuentes renovables de energía, el modelo circular crea capital económico, natural y social y se basa en tres principios:

  • Eliminar residuos y contaminación desde el diseño
  • Mantener productos y materiales en uso
  • Regenerar sistemas naturales

El plástico

Consultada sobre si el plástico está catalogado como un gran perjuicio al medio ambiente, dijo que “el plástico es un material noble y es reciclable. El impacto en el medio ambiente lo genera, a veces la deficiente gestión de los residuos y también la mala disposición por un lado, es necesario políticas públicas”.

En esa línea comentó que “sabemos cuando el plástico y otros materiales, que se encuentran en la corriente de los residuos, encuentran su curso, ahí este plástico en definitiva deja de ser un residuo y es un recurso para la economía circular. Además el plástico se puede reciclar y se pueden hacer múltiples productos donde se genera toda una industria y empleo. Genera un impacto en el medio ambiente”.

“Cualquier residuo mal dispuesto genera impacto, no hay plástico malo, lo que hay es plástico sin reciclar”, añadió.

 

Infografías: Ecoplas / Opinaia.