Imputan al detenido por caso Tizato por “homicidio agravado por alevosía”

El hombre de 44 años detenido en el marco de la investigación por la desaparición y muerte de César Daniel Tizato (16), fue imputado el pasado lunes a la noche por “homicidio agravado por alevosía”, artículo 80 inciso 2 del Código Penal.

07/10/2020 11:00

COMPLICADO. El sospechoso fue detenido por orden del juez de Instrucción 4, Miguel Ángel Faría.

Fue durante la indagatoria del sospechoso ante el juez de Instrucción 4 de Apóstoles, Miguel Ángel Faría, quien, tal como adelantó este Diario, tuvo que suspender el trámite judicial debido a que el individuo tuvo problemas de salud, al parecer un malestar estomacal, confió un vocero.

En principio iba a declarar pero al conocer los detalles del expediente, habría sufrido una descompensación y decidió no hablar. Por ello no se descarta que en las próximas horas y una vez que se encuentre en condiciones de hacerlo, brinde su versión de los hechos ante el magistrado.

Durante la comparencia el ahora imputado estuvo acompañado por su defensora oficial.

El hombre fue detenido tras el hallazgo del cuerpo de quien se cree es el adolescente, el pasado viernes 2 de octubre. El menor estaba desaparecido desde el domingo 30 de agosto último en San José.

El cadáver fue ubicado en uno de los rastrillajes en un sector comprendido por las estancias “La Rosita” y “Las Vertientes” a 1.800 metros de la ruta 105, jurisdicción de Fachinal. Estaba flotando en una pequeña laguna natural entre la vegetación formada en ambas márgenes del arroyo Pindapoy.

Las evidencias que ponen en duda que el cadáver hallado sea el de César, son muy pocas. Coincidió la ropa y el tamaño del cuerpo.

Faría ordenó la inmediata detención de la última persona que estuvo con César el domingo que desapareció. Se trataba de un vecino cuya coartada endeble le permitió seguir en libertad hasta las 15.20 del pasado viernes.

El juez dijo que el cadáver analizado pertenece a una víctima de homicidio, un menor de edad que sufrió un traumatismo de tórax con una herida de entrada punzocortante, que podría corresponder a un elemento contundente largo y con punta.

Como publicó en su momento este Diario, el hombre de 44 años perdió la calma al ser detenido y “quebrado emocionalmente” dio su versión supuesta e incriminatoria: “Fuimos a cazar y se me escapó un tiro y murió, no sabía qué hacer y tiré el cuerpo a la laguna”. Esta declaración carece de validez hasta que se judicialice.