Todo indica que el cuerpo es de Tizato y que le perforaron el pecho pero no de un tiro

El preliminar de autopsia remarcó como herida mortal un traumatismo de tórax con herida de entrada compatible con elemento punzocortante. Por la descomposición del cadáver, la certeza de identidad se logrará por ADN.

04/10/2020 09:26

DEL MONTE A LA MORGUE. El viernes a las 14 fue retirado el cuerpo de la laguna y llevado a Posadas para la autopsia.

El estado de descomposición del cuerpo no permitió ayer lograr la certeza de identidad, pero no existirían evidencias, hasta el momento, que indiquen que no corresponda a César Daniel Tizato, el adolescente de 15 años desaparecido el 30 de agosto en San José tras salir a cazar en campos de la zona acompañado por otro vecino del barrio Pindapoy de la misma localidad.

Ayer, por la mañana y en la Morgue Judicial del Hospital Madariaga, los forenses que realizaron la autopsia al cadáver hallado 24 horas antes en una laguna natural a pocos metros del arroyo Pindapoy, en el tramo que atraviesa las estancias La Rosita y Las Vertientes, tomaron las muestras para el cotejo genético que podrá confirmar definitivamente que el cuerpo corresponde a César Tizato.

Pero también adelantaron al juez de Instrucción 4 de Apóstoles, Miguel Ángel Faría, que el cadáver analizado pertenece a una víctima de homicidio, un menor de edad que sufrió un traumatismo de tórax con una herida de entrada punzo cortante, que podría corresponder a un elemento contundente largo y con punta. Entre las probabilidades se baraja que corresponda a un destornillador, una chaira para afilar cuchillos, o un arma blanca tipo puñal largo.

El cadáver no presentaba orificio en la espalda y las placas radiográficas no registraron proyectil o “plomo” de arma de fuego, ningún tipo de munición por lo que se descartaría, al menos hasta que se complete el informe, que César fuera asesinado de un balazo en el pecho.

De fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN se pudo saber que en la vivienda del sospechoso detenido durante la siesta del viernes, apenas finalizaron las labores de rescatar el cuerpo del espejo de agua cubierto por vegetación, fue secuestrado hace varios días un rifle aire comprimido modificado para disparar municiones con pólvora.

Había expectativa que si en la autopsia se hallaba una lesión y rastros de un ataque con arma de fuego, la pericia con este rifle sería determinante. Ahora la pesquisa apuntaría a hallar un elemento que pueda coincidir con la lesión letal.

 

Reconocimiento y despedida

Mientras estos datos trascendían ayer, los familiares de César Tizato reconocieron la ropa que tenía puesta el cuerpo encontrado, además de indicar que la mochila hallada entre malezas a veinte metros del estanque, también pertenecía a la víctima.

En medio de la conmoción en San José, ayer fueron sepultados los restos hallados. Mariza Esther Da Rosa (39) madre del joven y demás allegados directos, tras una breve ceremonia completaron la despedida en el cementerio local, convencidos que el cajón que iban a enterrar contenía el cuerpo de César Daniel.

En cuanto al sospechoso detenido, el lunes será llevado a notificarse de la causa al Juzgado de Instrucción 4, designar un defensor y ser indagado por el juez Faría durante la tarde.

El aprehendido es experto en artes marciales, posee una pequeña academia de taekwondo y kung fu en San José y según pudo averiguar este Diario, César lo acompañaba como ayudante de caza, principalmente para recolectar los carpinchos y otras especies a las que él les disparaba en estas recorridas.