Guardó silencio el único detenido por el homicidio de César Tizato

El hombre (44) iba a declarar ante el juez Faría pero al conocer el expediente se habría descompensado y se abstuvo. La imputación se conocerá en las próximas horas.

06/10/2020 10:04

HALLAZGO. El cuerpo fue encontrado en una laguna el viernes último.

Se trata del hombre de 44 años quien fue detenido al poco tiempo de que fuera hallado el cuerpo de quien se cree es César Daniel Tizato (15), el menor desaparecido desde el pasado 30 de agosto en la localidad de San José.

El detenido se abstuvo de declarar en la audiencia indagatoria concretada ayer por el juez de Instrucción 4 Miguel Ángel Faría, magistrado que investiga la causa.

En principio iba a declarar pero al conocer los detalles del expediente, habría sufrido una descompensación y decidió no hablar, reveló una fuente.

Como publicó PRIMERA EDICIÓN, el último viernes 2 de octubre y en uno de los rastrillajes en un sector comprendido por las estancias “La Rosita” y “Las Vertientes” a 1.800 metros de la ruta 105, jurisdicción de Fachinal, fue hallado un cuerpo flotando en una pequeña laguna natural entre la vegetación formada en ambas márgenes del arroyo Pindapoy.

Las evidencias que ponen en duda que el cadáver hallado sea el de César Tizato, son muy pocas o frágiles. La ropa que tenía puesta fue comparada con los datos de los investigadores de la Unidad Regional VII y de la Dirección Homicidios y el resultado coincidía. El tamaño del cuerpo, entre otras descripciones físicas también.

Faría ordenó la inmediata detención de la última persona que estuvo con César el domingo 30 de agosto pasado. Un vecino del adolescente desaparecido en el barrio Pindapoy cuya coartada endeble le permitió seguir en libertad hasta las 15.20 del mencionado viernes cuando los efectivos de la Dirección Homicidios lo aprehendieron y llevaron esposado a una celda de la comisaría de Apóstoles bajo la imputación provisoria de “homicidio”.

El juez dijo que el cadáver analizado pertenece a una víctima de homicidio, un menor de edad que sufrió un traumatismo de tórax con una herida de entrada punzocortante, que podría corresponder a un elemento contundente largo y con punta.

Entre las probabilidades se baraja que corresponda a un destornillador, una chaira para afilar cuchillos, o un arma blanca tipo puñal largo.

El cadáver no presentaba orificio en la espalda y las placas radiográficas no registraron proyectil o “plomo” de arma de fuego, ningún tipo de munición por lo que se descartaría, al menos hasta que se complete el informe, que César fuera asesinado de un balazo en el pecho.

Como publicara en su momento este Diario, dentro de la seccional de la Unidad Regional VII de Apóstoles el hombre de 44 años perdió la calma y “quebrado emocionalmente” dio su versión supuesta e incriminatoria: “Fuimos a cazar y se me escapó un tiro y murió, no sabía qué hacer y tiré el cuerpo a la laguna”.

Esta declaración carece de validez, no solamente porque no puede declarar en su contra sino porque además no lo oficializó judicialmente como se esperaba que lo hiciera ayer, indicó una fuente ligada al caso.

Según trascendió, el sospechoso, quien es profesor de artes marciales, seguirá detenido en carácter de incomunicado hasta se confirme por completo la identidad del cadáver hallado aunque la familia de Tizato ya lo despidió y está convencida de que el occiso hallado es del menor que tenía 15 años al momento de su desaparición y en los 33 días de búsqueda hubiese cumplido 16.

César Daniel Tizato había ido a pescar o cazar con el sospechoso el domingo 30 de agosto y nunca regresó. El vecino, les dijo a su familia que en el camino de regreso, el menor se encontró con dos jóvenes más que no conocía y decidió continuar la pesca.