“La adrenalina que te generan las pastillas te dan más ganas de seguir con los puntazos”

La frase pertenece al testimonio de uno de los implicados en el homicidio del chipero Víctor González (50) en Parque Adam y podría favorecer a uno de los dos acusados con prisión preventiva.

16/07/2021 11:11

Crimen del chipero Víctor González-Parque Adam

DUDAS. Dos testigos presenciales dijeron que “Dengue” no mató al chipero.

Las drogas casi siempre figuran en el contexto de los homicidios. El reciente testimonio de un implicado en el crimen del chipero Víctor González (50), perpetrado en el barrio Parque Adam de Posadas, menciona lisa y llanamente que “lo mataron para obtener dinero para comprar más ‘merca’ (cocaína) y pastillas”.

Y que además “le dieron ocho puntazos y que le cayeron todas las tripas y por la adrenalina que te dan las pastillas te dan ganas de seguir dando puntazos”, siempre de acuerdo a la declaración en sede judicial a la que tuvo acceso PRIMERA EDICIÓN.

No obstante, la arista de interés en la testimonial del involucrado ante la Justicia tiene que ver con que favorece a uno de los dos detenidos y sospechosos del crimen, conocidos como “Dengue” (18) y “Monito” (23), ambos actualmente con prisión preventiva por el delito de “robo seguido de muerte”.

 

Quien fue desvinculado

El acusado conocido con el alias de “Dengue”, actualmente tras las rejas, fue favorecido por el relato de un menor de 14 años que fue testigo presencial del crimen. Es que en su testimonio, el adolescente directamente afirma que “Dengue” no estaba en el lugar del hecho. Refiere que además de él, se hallaban en la escena otro joven (de 13 años y que fue liberado) y “Monito”.

El lunes 9 de marzo de 2020, alrededor de las 23, Víctor González fue emboscado en la intersección de la avenida Tierra del Fuego y la calle 33 del barrio Parque Adam.

En su declaración el testigo indica que “estábamos en una plaza del barrio junto a ‘Monito’ y otro joven (menor), cuando vimos al chipero y dijimos vamos a robarle. Y del mambo que teníamos por las pastillas y merca que tomamos fuimos. Yo le agarré del cuello y lo tiré. Intentó escapar pero le pegué una patada, ahí vino mi otro conocido (menor) y le empezó a pegar piñas y patadas para que quede quieto“.

El viejo sacó un cuchillo, nosotros sabíamos que tenía uno, y mi compañero (menor) se lo sacó y le dio como ocho puntazos o más. Fue ahí que vi que le salían las tripas. El boludo de mi amigo le dejó el cuchillo clavado. Luego me fui a lavar las manos y la ropa con sangre a la casa de ‘Monito’, que al momento del hecho hizo de campana”, expresó.

Luego y cuando en sede judicial le consultaron al adolescente en qué pensaban cuando atacaron a la víctima, dijo que “estábamos pensando entre los tres cómo conseguir plata para merca (cocaína) y pastillas, entonces vimos que el chipero tenía en el bolsillo de atrás un fajo con plata”. Acerca de los roles de cada uno, el menor dejó en claro que el otro adolescente de 13 años “fue el que le hincó y que ‘Monito’ hizo de campana”.

Cabe aclarar que el sindicado autor por este testimonio se encuentra en libertad por su corta edad y que al momento de declarar también dijo que “el joven conocido como ‘Dengue’ no estaba en el lugar del hecho”.

 

El enfermero

Fuentes del caso aclararon que “Dengue” fue involucrado en la causa porque supuestamente la víctima habría mencionado el nombre “Franco” mientras agonizaba. Esto solo fue escuchado por un enfermero, quien a su vez dijo que debido al gravísimo estado en el que estaba el chipero “no estaba cuerdo y manifestaba algunas palabras en guaraní y me hablaba como que yo le herí a él”.

Para la defensa legal de “Dengue” este testimonio del enfermero que asistió al chipero no sería contundente para involucrarlo.