Maidana no se disparó y se agravó la situación de su pareja detenida

La absorción atómica no encontró rastros de pólvora en las manos del joven encontrado muerto en “La Favelita” de Posadas el 1 de enero de este año. Su mujer está bajo arresto domiciliario.

04/07/2021 07:27

DESPLIEGUE. La policía al momento de hecho y en las primeras pericias ordenadas por el juez Ricardo Balor.

 

Se conoció durante las últimas horas que los resultados de la prueba de absorción atómica practicada sobre las manos de Mario Maidana (30), el joven que apareció muerto en una vivienda del barrio “La Favelita” en Villa Cabello el pasado 1 de enero de 2021, fueron negativos y esto agravaría la situación de su pareja, una mujer de 29 años, detenida días después del hecho.

La sospechosa se encuentra con prisión domiciliaria, otorgada por la Justicia a fines de enero de este año. Su defensa presentó el pedido para que pueda cuidar de sus hijos menores de edad y el juez de Instrucción 6, Ricardo Walter Balor, quien investiga la causa, accedió.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN señalaron que en las últimas horas llegaron a manos de dicho magistrado los resultados de pruebas que había solicitado en un laboratorio del poder judicial en la ciudad de Resistencia, Chaco, en donde realizan absorción atómica y en el caso de Maidana, no se encontraron rastros de pólvora y ningún elemento vinculado al uso de un arma de fuego por lo que la teoría del suicidio quedó prácticamente descartada.

Las primeras investigaciones policiales y labores de la policía científica habían indicado que el disparo mortal se ejecutó de una altura superior a su cabeza y en una posición difícil de asimilar como que fuera empleado por esa misma persona. Por ello fueron detenidos en su momento, dos hermanos del hombre y la propia pareja, quien había dicho en primera instancia que fue agredida por su concubino cuando trataba de detenerlo para que no asistiera a una pelea en el barrio.

En el caso de los hermanos de Maidana, de 19 y 22 años, fueron excarcelados pero no desvinculados de la causa, ya que en su momento también se deslizó la versión de que uno de ellos había manipulado el arma con la que ultimaron a la víctima. Fueron imputados en aquella oportunidad por “tenencia ilegal de arma de fuego” al igual que un vecino quien supuestamente consiguió el revólver calibre 22 milímetros que se halló en la escena del hecho. La pareja de Maidana fue imputada por “homicidio agravado por el vínculo”.

 

Año nuevo trágico

A las 4.30 del primer día del 2021, un llamado al sistema 911 alertó sobre la muerte de una persona en una vivienda de la chacra 159, precisamente en una zona de asentamientos denominada “La Favelita”.

Efectivos de la comisaría Séptima de la UR-I acudieron al lugar y encontraron el cadáver de Mario Maidana (30) con un disparo en la cabeza.

Uniformados de la Dirección Homicidios tomaron intervención en el hecho ante un posible caso de asesinato. Se descubrió en la pesquisa que el cuerpo había sido movido y que no murió en el lugar donde fue encontrado. La prueba de luminol permitió saber que la casa tenía rastros de sangre en varias partes.

La autopsia confirmó que el cuerpo presentaba signos de arrastre y solamente restaba el resultado de la absorción atómica para confirmar que no fue suicidio.