Muerte en “La Favelita”: el disparo no fue suicida

Dos hermanos de Mario Maidana (30) y su pareja fueron aprehendidos luego de que la autopsia confirmara que el balazo fue realizado a una distancia superior a la del alcance del brazo.

03/01/2021 07:52

CHACRA 159. En la vivienda de la víctima encontraron rastros de sangre y marcas de arrastre, por lo que piensan que el cuerpo fue movido antes que llegue la policía.

Dos hermanos de Mario Maidana (30), quien apareció muerto en “La Favelita” con un disparo en la cabeza el viernes por la mañana, fueron detenidos al igual que la pareja de la víctima. Según los primeros datos concretos, el caso se investiga ahora como “homicidio” ya que el suicidio quedó descartado ayer con los resultados de la autopsia que confirmaron que el disparo fue a una distancia mayor al alcance del brazo.

La causa ya tenía un hombre demorado, apuntado como el que “facilitó” el revólver calibre 22.

Ayer al anochecer se realizaron pruebas de luminol en varios puntos próximos al lugar del hallazgo del cadáver, que dieron positivo a marcas de arrastre, marcas de sangre en varios tramos de la precaria vivienda de Maidana.

La celebración de Año Nuevo terminó teñida de tragedia cuando el joven de 30 años fue descubierto sin vida con un disparo en la cabeza, arriba de la oreja derecha.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN remarcaron ayer por la tarde que la causa giró a “homicidio” por decisión del juez de Instrucción 6, Ricardo Walter Balor, y que dos hermanos de la víctima fatal y su concubina, todos de entre 27 y 30 años, fueron detenidos en calidad de sospechosos.

Según los forenses el balazo no salió apoyado en la cabeza o a pocos centímetros.

Ayer el juez Balor y el fiscal René Casals observaron el allanamiento en la vivienda del fallecido, donde también residirían los ahora detenidos.

La mujer que había dicho inicialmente que fue golpeada cuando trató de que su pareja no saliera a un enfrentamiento con una banda de la zona, fue detenida al igual que dos cuñados, es decir hermanos de Mario Maidana.

Según las fuentes, la autopsia fue determinante y no fue un “autodisparo” el fatal sino que el proyectil que hallaron alojado en la cabeza la víctima, fue percutado por otra persona y a una distancia mayor que el alcance del brazo derecho de Maidana.

Para los investigadores, hasta el momento no se pudo determinar quién de los tres involucrados gatilló el revólver y mucho menos el motivo o incidente que desembocó en el ataque.

No se descartan más detenciones o demora de testigos que puedan brindar datos más amplios. Anoche (al cierre de esta edición) los peritos de la Policía Científica profundizaban la labor, principalmente para determinar los lugares del inmueble donde se detectaron rastros de sangre.

Mientras tanto, los sospechosos quedaron a disposición del juez Balor y en las próximas horas se conocería el resultado de la prueba de parafina a la que sometieron a los sospechosos, entre otras pericias y el lunes podrían ser llevados a indagatoria con los primeros informes de la comisaría Séptima de la Unidad Regional I.