PROCREAR: la Nación prometió ver “caso por caso” los reclamos

Sin mucho conocimiento de la situación, Luciano Scatolini, secretario de Desarrollo Territorial, anunció la prórroga de 15 días que vence esta semana para el depósito del refuerzo financiero que se pidió a medio centenar de beneficiarios, pero dejó más dudas que certezas.

13/04/2021 06:08

Tras las publicaciones que realizó PRIMERA EDICIÓN visibilizando la preocupación que atraviesa medio centenar de familias, que resultaron adjudicatarias de una vivienda en el desarrollo urbanístico PROCREAR de Itaembé Guazú, por el pedido de un refuerzo impagable, desde la Nación quisieron poner “paños fríos” a la situación. Aunque dejaron más dudas que certezas.

Fue Luciano Scatolini, secretario de Desarrollo Territorial y miembro del Comité Ejecutivo del PROCREAR, en entrevista exclusiva con FM 89.3 Santa María de las Misiones, quien se comprometió a ver “caso por caso” de quienes reclaman, pero dijo que ese refuerzo (que en algunos casos va de 200 mil a 1,6 millones de pesos) estaba previsto en las bases y condiciones de la convocatoria.

Y anunció que el plazo de 15 días que vencía esta semana quedó prorrogado: “Esto se lo quiero decir a las familias para que no tengan una situación de tanta incertidumbre, de tanta duda y angustia. No sé de cuántos días, eso falta determinarlo para el proceso de trámite”, dijo.

Evidenció una falta de información sobre el barrio PROCREAR de Posadas, ya que habló de sorteo para dúplex de 125 metros cuadrados que no entraron en este sorteo; que el ingreso mínimo para obtener el 100% de financiación era $56 mil cuando hay casos donde una familia gana $140 mil pero igualmente les piden refuerzos sin tener otros créditos tomados.

Scatolini quiso convertir el reclamo en un “beneficio” cuando afirmó: “El refuerzo no es una cuestión caprichosa ni discriminatoria sino una oportunidad para no quedar excluidos del programa”.

“Cuando abrimos la inscripción, planteamos las bases y condiciones con los ingresos mínimos que se deben tener, para poder acceder a las distintas tipologías de viviendas, en donde sí tenemos la decisión de poder dar créditos por el 100% del valor pero hay que tener determinada cantidad de ingresos mínimos familiares que esas viviendas puedan tener el 100% de asignación”, explicó el Secretario.

Precisó que “en el caso de Itaembé Guazú estamos hablando de viviendas de 94 metros cuadrados que salieron a un valor de 5,5 millones de pesos” y aseguró que “quienes conocen la ciudad y la realidad económica saben que la vivienda a ese precio está altamente subsidiado, muy por debajo del valor de mercado e incluso de reposición de la vivienda”.

 

Falta de información

Cuando se le planteó a Luciano Scatolini que no hubo información clara sobre la financiación y el refuerzo cuando las familias ya habían tenido el sorteo de ubicación de su casa, prometió que “va a ser revisado si es así, porque esto debió ser informado desde el minuto cero en las bases y condiciones. Cualquier persona que quiera acceder al programa con el 100% de financiación debe tener un ingreso mínimo de $56.200 en la tipología de metros cuadrados más baja. En la medida que eso no se cumpla, aparece el refuerzo porque no alcanza el ingreso para poder devolver el monto del crédito en la cantidad de cuotas que está pensado”.

Admitió que “si hay tantas personas que tienen esa situación, nosotros con el banco Hipotecario vamos a tener una charla, para que inmediatamente entren en contacto telefónico con cada una de estas personas para que tengan información personalizada y explicativa, más allá de que necesitamos tener en claro qué está pasando con la situación de los refuerzos”.

“Se evalúa el riesgo crediticio entre lo que se presta y el monto que se puede devolver. Porque no se puede afectar más del 30% del ingreso que se tenga por mes. Para que se pueda hacer un crédito pleno por el total debería ser de $34.296. Por esa diferencia de $4.296 es el refuerzo que se pide para poder achicar el valor”, ejemplificó Scatolini para justificar los pedidos de refuerzos.

 

Caso por caso

Consultado el Secretario si se podía hacer un prorrateo del refuerzo exigido con las cuotas mensuales, respondió: “Lo vamos a analizar, no me entra esa posibilidad pero lo vamos a analizar a los 55 casos. No vamos a tomar una decisión generalizada sino caso por caso, respetando las bases y condiciones que tuvo el sorteo que deben ser justas y parejas”.

Seguidamente prometió que “ante esta situación que se plantea vamos a llevar el caso a un Comité de casos especiales, voy a pedir hoy mismo una evaluación pormenorizada caso por caso de cada situación con un informe muy preciso, y me comprometo con esa información a darle una solución de la manera menos conflictiva posible. No queremos que las familias se frustren, no queremos tener conflictos en este momento”.

Sin embargo, Scatolini insistió en que “en ningún momento desde el Estado nacional hemos dado una información que no sea la correcta en términos de valor de la vivienda, mínimo necesario para financiarla, nunca dijimos que íbamos a financiar el 100% de la vivienda a los anotados, sino siempre y cuando los ingresos podían alcanzar el mínimo necesario. Entonces, la posibilidad de poder tener un refuerzo es para que no queden afuera”.

El Secretario de Desarrollo Territorial anticipó que “a futuro estamos trabajando con la provincia de Misiones para que no siga con este sistema de sorteo sino con cogestión con la provincia. La provincia va a abrir directamente una oficina local y la selección de las familias se va a hacer desde allí, con lo cual entendemos que vamos a evitar esta situación que desde Buenos Aires se pierde esta personalización de los casos y el análisis al lado de cada familia”.

Finalmente, consultado si iban a posponer la entrega por esta queja de medio centenar de familias, lo negó. “Vamos a avanzar porque tenemos a 386 familias donde muchas han podido avanzar con sus trámites, lo han podido cerrar y lo que estamos planteando es el caso concreto de estas 55 familias”, minimizó.