El reclamo de Corrientes por los límites de la isla Apipé no es viable

La resolución se funda en que la demarcación no fue ratificada por el Congreso. Apuestan a un protocolo de entendimiento transitorio, entre Argentina y Paraguay, que permitirá el cruce de los isleños sin trámites migratorios.

28/09/2020 19:47

La Cancillería argentina consideró que el reclamo correntino de soberanía sobre la isla Apipé no es viable técnica ni legalmente, ya que nunca fue ratificado por el Congreso. Ahora los legisladores nacionales apuestan a que se establezca un protocolo de entendimiento transitorio para que los isleños puedan cruzar, sin que esto requiera trámites migratorios.

El gobernador correntino Gustavo Valdés envió un informe al presidente Alberto Fernández sobre el problema limítrofe por las islas Apipé, tras lo cual debía exponer en una reunión informativa el 20 de agosto, en la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de Diputados de la Nación, pero la misma se pospuso tres veces. “Estamos esperando una respuesta de la Cancillería”, informó en una de las oportunidades al medio correntino El Litoral el presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales, Eduardo Valdés. Aunque también trascendió que hubo problemas de agenda con los integrantes de la comisión.

Pero a más de un mes de la exposición que tenía que brindar Valdés en Nación, el diputado nacional Jorge Vara indicó que “vamos a insistir, pero el informe fue negativo con respecto a los derechos que reclama Corrientes, ya que la Cancillería argentina considera que técnica y legalmente no es viable porque es parte de un acuerdo, pero no porque no corresponda, sino porque nunca fue ratificado por el Congreso”.

“La alternativa que se plantea ahora es hacer un protocolo de entendimiento que, si bien no cambia la situación original, permita que los ciudadanos argentinos que están en las islas puedan ir y venir cruzando el río en la zona de Ituzaingó, sin ningún tipo de problemas en cuanto a lo migratorio, por más de que pasen por aguas paraguayas”, explicó Vara.

“Se está presentando en el Senado un proyecto para que la Cancillería argentina negocie con el gobierno paraguayo un protocolo de entendimiento, que, pese a que no cambia los criterios de soberanía, apunta a que haya un acuerdo de funcionamiento para solucionar el problema de la isla. Esto se podría logra con el protocolo que presentaron los senadores correntinos, el cual vamos a acompañar, pero también vamos a seguir insistiendo en Diputados con esta cuestión”, agregó el diputado correntino.

Protocolo

En la Cámara Alta de la Nación, el 8 de septiembre ingresó un proyecto de comunicación de los senadores por Corrientes Pedro Braillard Poccard (ECO) y Carlos “Camau” Espinola (Frente de Todos), que desde el 14 de septiembre se encuentra en la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto.

La iniciativa solicita al Poder Ejecutivo Nacional que, por intermedio del organismo que corresponda, proceda a iniciar conversaciones con la Cancillería de la República del Paraguay con el objeto de acordar a la mayor brevedad posible la confección de un protocolo de mediación del que surja un control conjunto de ambos países que provea una solución transitoria a la problemática limítrofe generadora de permanentes conflictos entre los pobladores de las islas Apipé (departamento de Ituzaingó, Corrientes) y las fuerzas de seguridad paraguayas, en las aguas del río Paraná aledañas a dicho territorio insular.

Considera, asimismo, que la supervisión de la Comisión Mixta Argentino-Paraguaya del río Paraná (Comip) contribuiría a lograr dicho objetivo en virtud de su competencia en materia de pesca y navegación.

Se debe tener presente que a fin de lograr que el conflicto se resuelva, Valdés, a mediados de julio, recibió al senador nacional “Camau” Espínola para avanzar en una embestida conjunta, entre legisladores de ECO+Juntos por el Cambio y peronistas para intentar solucionar los conflictos por los límites de la isla Apipé.

 

Inicio del conflicto

Cabe recordar que el conflicto se originó debido a que las islas se encuentran rodeadas de aguas jurisdiccionales paraguayas, conforme la resolución del año 1981 de la Comisión Mixta Internacional Demarcadora del Límite. Situación que perjudicó significativamente a sus pobladores, a la provincia de Corrientes y a la misma República Argentina. Por esta resolución (que fuera ratificada por decreto del presidente de facto Reynaldo Bignone en el año 1982), las islas, con jurisdicción argentina, quedaron aisladas de nuestras costas y rodeadas por aguas de jurisdicción paraguaya.

 

Fuente: El Litoral (Corrientes).