Violencia familiar: “Creímos que iban a explotar las líneas pero no está ocurriendo”

La subsecretaria de Relaciones con la Comunidad, Myriam Duarte relató que desde el inicio de la pandemia el flujo de denuncias a la Línea 137 alternó entre "días picos y días muy tranquilos". Ahora, implementaron un nuevo número para comunicarse vía mensajes.

06/05/2020 21:48

La subsecretaria de Relaciones con la Comunidad, Myriam Duarte, dialogó con el programa El Aire de las Misiones por la FM 89.3 De las Misiones, para conocer más detalles sobre el funcionamiento de la Línea 137 en tiempos de pandemia y de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Ante un hecho de violencia, la misma Línea 137 procede a denunciar el caso si es que la víctima no lo hizo o no lo pudo hacer por convivir con su agresor.

“Tiene por lo general como objetivo el acompañamiento a las víctimas, para que ellas sean las que en el momento de sentirse fortalecidas, acompañadas y seguras puedan realizar por su propia decisión la denuncia. Siempre se busca ese objetivo, porque ingresar en el proceso judicial no es sencillo y es indispensable sostener la denuncia en el tiempo”, comentó Duarte.

Desde el inicio de la pandemia el flujo de denuncias a esta línea alternó entre “días picos y días muy tranquilos”.  “Hay días que las líneas están más saturadas. Hay más llamadas, más situaciones que constatar, pero en términos generales, siempre es así”, aclaró. 

“Si bien hay mucha actividad en la línea, la verdad es que no del tipo que nosotros esperábamos. Dábamos por hecho que las primeras semanas iba a estar tranquilo y que después iban a explotar las líneas, cosa que no está ocurriendo”, sintetizó  la profesional. “Tenemos mucha demanda, hay muchas llamadas, pero no se cumple esa hipótesis que teníamos al principio que iba a ser una cosa desbordante”, añadió en esa línea.

Seguidamente se le preguntó a qué se debe eso y señaló que “entendemos que eso tiene que ver en gran medida, en principio, por la imposibilidad de llamar, porque está en aislamiento con sus propios agresores y en otros casos porque tiene que ver con el temor de que no pase nada y tener que volver a residir con sus propio agresores, después de haber hecho la denuncia correspondiente”.

Asimismo destacó a título personal que “según mi hipótesis personal, se trata más que nada de un instinto de supervivencia, de auto-preservación de algunas personas que están esperando que todo pase para poder tomar decisiones más autónomas”.

 

Los días son aleatorios

Por otra parte contó, por lo general cuáles son los días de mayor actividad en la esta línea. “Aunque no es fácil determinarlo, por lo general los días de mayor actividad suelen ser lo viernes y particularmente, las urgencias más delicadas solemos tenerla los viernes por la tarde. A eso debemos sumarle los fines de semana, pero no es una cuestión estricta es algo muy aleatorio. Lo que sí nosotros tomamos como decisión, como servicio, ahora que somos Subsecretaría estamos habilitado a tomar denuncias”.

“Por eso ahora si nos enteramos de un hecho de violencia, la misma Línea 137 procede a hacer la denuncia, si es que la víctima no lo hizo o no lo pudo hacer por razones como las de estar conviviendo con su agresor”.

 

Ayuda de terceros

Por otra parte, Myriam recordó que también siempre está la posibilidad de que llame un vecino, amigo, familiar, compañeros de trabajo, etc que conozca y esté al tanto de hechos de violencia, haciendo el hincapié en el compromiso social, y aclaró que “la llamada en sí a la línea no constituye una denuncia. Constituye la creación de un expediente, de un informe dentro del sistema 137, al que se le hace un seguimiento. Entonces no es indispensable que el que llame se exponga, sí no desea hacerlo”.

 

Línea exclusiva para mensajes

Asimismo, Duarte dio detalles de la reciente habilitación de un número de celular que funciona vía WhatsApp y es el 3764-249224 para que puedan comunicarse a través de mensajes.

“Por lo general la Línea 137 funcionó como una línea fija de llamados conectada a un sistema de emergencias que está en el call-center de la línea del servicio. Pero hemos recibido comunicaciones de varios puntos de la provincia donde no tenemos sedes de la línea, donde nos pidieron la posibilidad de comunicarse vía mensajes, porque para ellos en la mayoría de los casos era imposible efectuar una llamada frente a su agresor”, explicó.

Por ello, “se decidió poner en marcha y contar con un servicio específico de whatsapp, por lo menos mientras dure esta pandemia. Pensamos que esta medida, como otras tomadas en esta cuarentena, una vez que pase la misma, seguro van a quedar en vigencia”.