Homicidio de Víctor Márquez Dos Santos: policía adelantó que sumará un testigo

Quien se presume manejaba la patrulla la noche del crimen, pidió ampliar su indagatoria. Insistió que “no estuvo” y que una persona presentará una versión que lo beneficiaría.

21/02/2020 11:33

LA MARCHA DE HOY SUSPENDIDA. Los familiares fijarán fecha para una nueva convocatoria en Santa Ana.

A tres días de cumplirse seis meses del asesinato de Víctor Márquez Dos Santos (16), ultimado de un disparo en la cabeza durante la madrugada del sábado 24 de agosto de 2019, tres efectivos de la Policía de Misiones continúan detenidos, entre ellos el que habría disparado.

Durante las últimas horas uno de los uniformados restantes pidió ampliar su declaración indagatoria para sumar un testigo a la instrucción de la causa.

Según fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, el efectivo había solicitado una audiencia en el Juzgado de Instrucción 2, a cargo de Juan Manuel Monte. Este pedido había suscitado expectativa, ante la presunta sospecha que aportaría datos relevantes.

Sin embargo, no modificó sustancialmente nada, confiaron las mismas fuentes, sólo sirvió la nueva indagatoria para remarcar que se presentaría en breve un nuevo testigo a favor de este sospechoso.

El policía al que se le amplió la declaración es quien presuntamente conducía la patrulla que durante la madrugada de agosto llegó hasta las inmediaciones de la avenida San Martín y calle Roca, frente a la Escuela de Comercio 10.

Este efectivo insiste en que no estuvo en ese móvil policial a esa hora, reconoce que estaba de guardia pero dormía en la comisaría al momento del balazo en el ojo derecho a Víctor Márquez Dos Santos.

Si bien no refirió cuál era el dato que podía llegar a aportar ese testigo, se especula que podría remarcar la versión del policía.

En lo que refiere estrictamente a la investigación, se aguardan los resultados de las pericias realizadas a los celulares de los policías involucrados.

Cabe señalar que, luego de varias marchas que realizaron los familiares y amigos de Víctor, a los que se sumaron los vecinos de Santa Ana, un testigo quebró su silencio y denunció que los involucrados en el hecho eran efectivos de la comisaría local.

De los apuntados, el oficial a cargo de la seccional, de 32 años, está imputado como quien se bajó de la patrulla y ejecutó al adolescente de un balazo en la cabeza con su arma reglamentaria.

Este sospechoso se abstuvo de declarar oportunamente ante el juez subrogante entonces, Fernando Luis Verón y mantiene tal silencio amparado en su derecho de no declarar en su contra.

Su defensa señaló que aguardarían a que se recolecten las prueba suficientes para ofrecer su coartada.

También vale recalcar como dimensión del caso que, Filiberto Márquez Dos Santos (66), el padre de Víctor no soportó la angustia de su asesinato y falleció a causa de una serie de paros cardíacos cuando comenzaba a velar a su hijo.