“Apocalíptico”

Para Bolsonaro son las ONG las que causan los incendios de forma deliberada para provocar su salida.

23/08/2019 08:44

Flavia Broffoni, coordinadora nacional de Extintion Rebelion, un movimiento internacional que forma parte de la Alianza por el Clima, organizadora de la marcha que se realizará hoy frente a la Embajada de Brasil en Argentina, advirtió ayer que “los incendios del Amazonas son los más graves en mucho tiempo”.

“Nos enfrentamos a un escenario apocalíptico porque las consecuencias de estos incendios no estaban previstas científicamente en los escenarios de calentamiento global que estaban planteados”, dijo Broffoni en diálogo con Télam.

Las organizaciones nucleadas en Alianzaxelclima, que surgió a partir de las movilizaciones juveniles en más de 270 ciudades del mundo, se sumaron a la convocatoria para manifestarse hoy ante las embajadas de Brasil en el mundo, entre ellas la de Argentina, en protesta por los incendios en la selva del Amazonas que avanzan a una velocidad que califican de “alarmante”.

“Nunca en la historia moderna hubo un conflicto ambiental tan grave como lo que está pasando, por fuera de catástrofes nucleares como Chernobil (accidente nuclear el 26 de abril de 1986). Teníamos una ventana de oportunidad de 10 años para acelerar la transición hacia energías renovables y esto acorta muchísimo el tiempo”, afirmó Broffoni.

Al respecto, señaló que “estamos hace 15 días con 70.000 focos de incendios en el Amazonas, con una invisibilización comunicacional impresionante y la Alianzaxelclima es un colectivo de organizaciones que desde hace pocos meses trabajamos juntas en función de la declaración de emergencia ecológica y climática”.

La convocatoria de hoy propone migrar la marcha de los viernes que hacen los jóvenes de Friday For Future (FFF), fundado por la estudiante y activista sueca de 16 años Greta Thunberg, frente al Congreso hacia la embajada de Brasil, en Cerrito 1350.

“Desde que asumió (el presidente de Brasil) Jair Bolsonaro desreguló la protección del Amazonas, desplazó a las comunidades de pueblos originarios, protectores naturales de la selva, y arengó a todos los productores agroindustriales a expandirse”, señaló la activista.

“Lo que está pasando está fuera de control, fue provocado por el Gobierno de Brasil y está arengado por Bolsonaro”, concluyó.

 

“Me quieren derrocar”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó ayer que las entidades ambientalistas, a las que acusa de incendiar intencionalmente en la Amazonia, quieren “derrocarlo” y admitió la posibilidad de un boicot internacional contra el agronegocio brasileño por falta de responsabilidad frente al medio ambiente.

“La prensa brasileña es irresponsable, acusan al capitán Nerón, entonces si el mundo nos impone barreras comerciales y el agronegocio retrocede habrá crisis económica para todos, incluso para la prensa. Están cometiendo suicidio, la prensa comete suicidio”, dijo el presidente ante los periodistas.

Bolsonaro insistió en responsabilizar a las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que actúan en la selva amazónica como responsables de los incendios registrados este año, que aumentaron más del 80% respecto de 2018.

“Las ONG perdieron dinero, están desocupados y me intentan derrocar”, afirmó Bolsonaro, quien sin embargo admitió que hacendados también pueden ser los responsables por las quemas de pastizales.

El mandatario acusó además a “la prensa” de buscar “que Brasil termine como Venezuela”.

Bolsonaro redujo el presupuesto para la fiscalización de la tala ilegal en la Amazonia y echó a parte del equipo del Instituto Brasileño de Medio Ambiente (IBAMA).

Además, defendió la agenda de privatizaciones y no descartó vender la petrolera Petrobras, la empresa más grande del país.

 

Datos clave

• Según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), de enero a agosto los incendios forestales aumentaron el 82% frente al mismo período de 2018, la cifra más alta desde 2013 cuando comenzaron las encuestas sobre el fenómeno, con un 52% de incendios concentrados en el Amazonas brasileño.

• Los incendios forestales arrasan la vegetación en Mato Grosso, una región que vive del negocio agrícola y genera gran parte de la exportación de soja, maíz y algodón de Brasil.

• La política ambiental del Gobierno brasileño llevó a Alemania y Noruega a suspender sus donaciones al Fondo Amazonas.

• El INPE contabilizó 72.000 focos desde enero, de los cuales 9.500 ocurrieron en la última semana.

• Según el INPE, la deforestación en la Amazonia creció un 278% en julio pasado en comparación con el mismo período en 2018.

Fuente: Agencia de Noticias Télam