Los celíacos del interior, los que más sufren asimetría de precios

Por ley, las obras sociales deben cubrir 1.843,05 pesos mensuales o el equivalente en alimentos sin TACC. Los que no tienen obra social reciben esta cobertura a través de Desarrollo Social y son los más postergados.

23/09/2021 08:22

APORTE. Por ley, los celíacos deben recibir 1.843 pesos para alimentos. (Fotos M.Fedorischak).

Los celíacos que viven en el interior del país, especialmente en las localidades más pequeñas, son los que más sufren la diferencia de precios de los productos libres de TACC (trigo, avena, cebada y centeno). Pese a que mejoró sustancialmente el acceso a estos alimentos en las ciudades más chicas, la diferencia de precio entre una galletita sin TACC en Ciudad de Buenos Aires y San Pedro, para mencionar una localidad misionera, es abismal.

Por eso, el monto de 1.843,05 pesos fijado en febrero último por el Ministerio de Salud de la Nación como cobertura mínima de las obras sociales para el celíaco, no solo quedó defasado por la inflación sino por esta asimetría de precios.

Bolsines para los que no tienen obra social

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, la presidenta de la filial Misiones de la Asociación Argentina de Celiaquía, Marité Clemente, contó además las dificultades que están pasando los celíacos que no tienen obra social y reciben esta prestación alimentaria a través del Ministerio de Desarrollo Social. Según indicó, luego de constatar que en varias localidades habían dejado de recibir estos bolsines que manda el Estado nacional y que cada vez incluyen menos productos y, paradójicamente, casi en su totalidad son alimentos no específicos para celíacos, iniciaron un relevamiento para conocer la situación provincial. Según constataron, “en casi todas las localidades se cortó el envío de los bolsines, en algunas un solo mes, como en Puerto Iguazú, y en otras dejaron de recibir en febrero pasado. Algunas localidades, como Apóstoles, el municipio ayuda a los celíacos reforzando la ayuda que viene de Nación y durante los meses que no llegaron los bolsines trataron de asistirlos”, detalló.

Finalmente, según confirmó Clemente, los bolsines del Ministerio de Desarrollo Social volvieron a distribuirse en septiembre pero, según advirtieron desde la Asociación Celíaca, no contienen la misma cantidad de productos para todos los beneficiaros. Desde Desarrollo Social les anunciaron que próximamente llegará una caja alimentaria con más productos pero, por ahora, siguen con estos bolsines “de refuerzo”.

Elogio a la caja del IPS

Casi en el otro extremo se encuentra la caja alimentaria que entrega el IPS para sus 603 afiliados con celiaquía, que incluye 16 productos libres de TACC seleccionados por la nutricionista Mónica Sprang. “La caja del IPS que es un lujo que muy pocas obras sociales del país tienen. Es fantástica, no solo porque es completa sino porque incluso tiene productos que a veces no conseguimos en las góndolas”, destacó Clemente.

Según contó, las autoridades de Desarrollo Social “prometieron que regularizarían la entrega y nos dieron una lista muy importante de mercaderías que estarían incluidas en la próxima caja para celíacos… ojalá se acerque a la caja del IPS”. Pese a que esperaban que el Estado entregue las mercaderías de los meses que no cumplió, ya avisaron que no sería así.

Cobertura obligatoria

Por ley, todos los pacientes celíacos diagnosticados deben recibir cobertura de las obras sociales para sus alimentos libres de TACC, entendiendo que la correcta alimentación es el tratamiento para la celiaquía. El monto se actualiza anualmente y la Resolución 695/2021 del Ministerio de Salud de la Nación de febrero último lo fijó en 1.844 pesos. Hay obras sociales que hacen este aporte en dinero y otras entregan una caja con mercaderías. Los que no tienen obra social reciben este aporte a través de Desarrollo Social.

Según precisó Marité Clemente, al menos los que participan en el grupo de Whatsapp de la Asociación de Celíacos de Misiones, donde hay más de 100 personas, dan cuenta que la mayoría de las obras sociales están cumpliendo con esta prestación.

“Para poder acceder a este beneficio se debe entregar un formulario específico que entrega el Ministerio de Salud de la Nación que debe completar el médico que diagnosticó y esto debe estar acompañado por el estudio de diagnóstico, la biopsia, ese es un problema porque muchos no están diagnosticados con biopsia sino a través del análisis genético de sangre”, indicó.

 

Hay más celíacos de los que se creía hasta hace unos años

Se desconoce cuántos celíacos hay en Misiones y en el resto del país. “Por eso, desde hace muchos años se pide que se incorpore esta consulta en el Censo Poblacional que volverá a hacerse el próximo año. El registro internacional estimaba antes que uno de cada mil nacidos vivos era celíaco, pero ahora se habla de 1 de cada 80 niños y 1 de cada 100 ó 150 adultos, es decir que la incidencia es mucho mayor que la estimada hace algunos años”, indicó la presidenta de la filial Misiones de la Asociación Argentina de Celiaquía, Marité Clemente.

Según explicó, hay muchos adultos que transitaron la enfermedad celíaca solapadamente porque comían lo que plantaban y los animales que criaban en la chacra. Y se empezó a notar que algunos mayores ya no tienen la sintomatología típica del niño, como las diarreas, sino otras patologías asociadas, en su mayoría enfermedades autoinmunes. Por eso es tan importante tener un pronto diagnóstico de la enfermedad celíaca, que la familia o el médico de cabecera no dejen pasar los síntomas”, destacó.

Advirtió además las consecuencias que puede traer un diagnóstico erróneo y recordó su propia historia, “en mi caso, tengo tres hijos y uno solo es celíaco pero lo diagnosticaron mal, cuando tenía 8 meses le diagnosticaron leucemia, tuve la suerte de poder viajar a Buenos Aires y a la semana me dijeron que era celiaquía y por eso los resultados de sus laboratorios eran tan malos, tenía una anemia galopante”.