Piden cupo del 25% de la agenda electoral para debatir problemática socioambiental

Pese a los devastadores incendios y la sequía, lo ambiental escapa del eje discursivo instalado en la carrera legislativa. “El tema está ausente de las plataformas”, lamentó el abogado Lucas Micheloud.

24/08/2021 07:00

“Estamos ante un panorama muy complejo, una situación extrema y necesitamos urgentemente que esta agenda se instale, no sólo en los medios sino fundamentalmente en la política para que se comience a discutir la agenda socioambiental del siglo XXI”.

En estos términos, el abogado Lucas Micheloud, integrante de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, reclamó incluir un cupo de al menos “el 25% de la agenda electoral”, para que los candidatos se vean obligados a debatir la problemática socioambiental.

“La realidad obliga a incorporar en el debate político una agenda de temas y propuestas referidas a la transición socioecológica”, remarcó al mostrarse muy crítico sobre por qué los candidatos no presentan sus ideas y posiciones en una plataforma que dé cuenta de sus propuestas electorales.

“Se ha ido deteriorando la oferta de propuestas y el contenido de las mismas”, opinó durante una extensa charla con FM 89.3 Santa María de las Misiones.

Para Micheloud es clave la tipificación de delitos ambientales que conlleve “severas sanciones”.

“El servicio nacional del fuego reconoce que al menos el 95% de los casos de incendios forestales son intencionales y tiene que ver con las viejas prácticas naturalizadas, que es arrasar los ecosistemas para que luego de la primavera llegue con los famosos brotes; la otra es arrasar los bosques para obtener los grandes monocultivos”, apuntó.

En ese sentido el abogado mencionó que se viene dando un debate muy interesante para la reforma del Código Penal impulsando proyectos en el Congreso al respecto, “porque creemos que son propuestas que pueden llegar a generar algún cambio. Mientras no se incorporen penas severas no habrá grandes transformaciones”.

Micheloud se mostró preocupado por la casi nula aparición de la “crisis ecológica” en los temas de debate, cuando deberían ser “prioritarios”.

“Lo que nos preocupa desde la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas es que todo esto (lo ambiental) no forme parte de la narrativa ni de los programas o plataformas que deberían estar expuestas con mucha claridad”.

“Esto no surge solamente como una cuestión de conveniencia o por puro gusto sino porque es una necesidad urgente”.

Y remarcó: “El último informe sobre el Cambio Climático presentado hace unos días, dio cuenta de que la variación de 1,5 grados centígrados del calentamiento global es irreversible y se corresponde con la conducta de las personas que ha hecho que cambie la temperatura del planeta”.

“Es inapelable e irrefutable, además que tiene una serie de problemáticas asociadas (sequías, inundaciones) fenómenos extremos que se van a suceder con mayor regularidad y urge tomar medidas. Si ello no ocurre tampoco se van a comenzar a diseñar líneas de acción y nuevas políticas públicas que estén orientadas a la transición agroecológica que permita paulatinamente ir descarbonizando la industria, el transporte y la energía”.

 

Líneas de acción y nuevas políticas

El abogado ambientalista también trajo a colación un tema que generó un amplio debate en la opinión pública: “la invasión de los carpinchos invadidos”.

“Hoy la problemática de la invasión de los carpinchos al Nordelta obliga a hacer una relectura, que es algo que ya se viene haciendo desde los movimientos sociales y ambientales es en realidad ‘la invasión de los invadidos’”.

“Lo que ocurre no es otra cosa más que los carpinchos intentando recuperar estos territorios de humedales tras los desplazamientos que tuvieron a partir de los proyectos inmobiliarios que se instalaron modificando los usos de suelos y quizá de manera irreversible los servicios ambientales, que son vitales, lo humedales y más aún en un marco de crisis hídrica”, fustigó.

“No hay líneas de acción ni políticas ambientales. El tema hoy está prácticamente ausente de la agenda como lo está la crisis ecológica con sus dos grandes ejes: las profundas deforestaciones (en los últimos 40 años hay 60 millones de hectáreas de bosques nativos menos) y el mapa de fuego, que es otro problema que forma parte de lo mismo”.

“Lo que hay un modelo de mal desarrollo que va exterminando las biodiversidades”, se indignó.

Indicó el abogado: “Creemos que falta debate socioambiental en la campaña electoral, eso empeora la situación; de hecho observamos que no existe, por parte de los candidatos de las distintas categorías, una real dimensión de la crisis ecológica ambiental, forestal y de biodiversidad que estamos atravesando”.