Bomberos: “Si no se controla con mano dura no se podrán frenar los incendios”

Consideran fundamental la decisión tomada por el Gobierno provincial para que la gente acate la prohibición de iniciar quemas de cualquier tipo en todo el territorio misionero.

07/08/2021 09:30

ATENTOS. Por ahora los incendios forestales están siendo controlados (Foto: Gentileza CBVO).

Tras el anuncio realizado por el gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad, de aplicar todo el rigor de la ley y de manera inflexible a quienes generen los focos de incendios en la provincia, el titular de la Federación de Bomberos Voluntarios de Misiones (FMBV), Waldemar Laumann manifestó su total apoyo a dicha decisión de sancionar.

En declaraciones a la FM 89.3 Santa María de las Misiones (la radio de PRIMERA EDICIÓN), el referente de los bomberos de la provincia dijo que “la experiencia que tenemos es que si no hay mano dura no se podrán frenar los incendios y seguirá siendo un descontrol. Tiene que haber un órgano de contralor que sea efectivo y que haga cumplir las normativas vigentes para que esto se detenga, ya que la situación que se viene será bastante difícil, grave… y si no nos cuidamos unos a otros, y las propiedades de los demás, será un problema grave”.

Laumann señaló que “el medio ambiente ya está dañado y tenemos consecuencias, pero si lo seguimos agrediendo la situación empeorará y allí faltarán medios para controlar esas situaciones de incendios que puedan llegar a suceder”.

En cuanto a los índices de peligrosidad de incendios actuales en la provincia, apuntó que “todos estos días anteriores ocurrieron incendios que se pudieron controlar en tiempo y forma pero de persistir estas temperaturas y si se suman corrientes de vientos puede cambiar la situación y volverse incontrolable como ya nos ocurrió el año pasado.  Estamos en una situación crítica. Volviendo de Posadas pude observar que a la vera de la ruta nacional 12 hay un verdadero colchón de combustible vegetal que está ahí listo para incendiarse sólo falta que alguien tire una colilla de cigarrillo para que se prenda”.

 

Una mala costumbre

También Laumann se refirió a las quemas controladas que realizan los productores en esta época del año y opinó que “es un problema cultural de nuestra gente usar al fuego como una herramienta de limpieza y es allí donde se originan los mayores incendios o focos de incendios que después se van generalizando y avanzando de acuerdo a el combustible vegetal disponible y eso hace que se torne muy difícil controlarlos porque los equipos que se van sumando no alcanzan.  El año pasado la experiencia que tuvimos es que los incendios nos desbordaron en algunos lugares y se hace difícil para controlarlos porque hace falta muchos medios, personal y equipamiento por sobre todas las cosas”.

Laumann manifestó que en sus cuarenta años como bombero “recuerdo que hace treinta años atrás acudíamos a un incendio de un monte nativo o una reforestación y por ahí teníamos lugares donde estaban las pequeñas vertientes o arroyitos que son los afluentes de los arroyos más grandes y del río Paraná. Hoy eso no está más, desaparecieron por completo. Las forestadoras grandes empujaron todo adentro de los arroyitos y los secaron, al punto que hoy uno camina por dentro de una reforestación y se encuentra con un lecho de piedra seco. Esas son las consecuencias que hoy tenemos a pesar que muchos no lo reconocen pero es la realidad”.

La información y advertencia del cuidado del medio ambiente y la prohibición de realizar quemas “la gente la entiende pero no les gusta cumplir con algunas normativas, es como cuando decimos que debemos cuidar el espacio público pero sin embargo hay quienes lo rompen. Lo mismo ocurre con los incendios, hay personas desaprensivas que no aceptan el problema que ya tenemos y que se irá agravando. En los últimos tiempos vengo diciendo que venimos usando la mascarilla para evitar el COVID pero dentro de diez años si seguimos así tendremos que emplear mascarillas con filtrado de aire para poder purificar lo que vamos a respirar porque no tendremos el oxígeno puro que tenemos hoy si seguimos destruyendo nuestra vegetación que aún hoy conservamos en la provincia”.

Por último el experimentado bombero insistió en que “el anuncio realizado por el Gobernador es muy importante y cuando se pongan en funcionamiento los órganos de contralor, las multas tienen que aparecer y ser de rigor para todos, no sólo para el que más tiene o menos tiene, porque esto va muy en serio, no es joda, y les va a alcanzar a todos si esto sigue así”.