Aconsejan hacerse los chequeos médicos en el receso invernal

El presidente de la FAC invitó a las familias a realizar el desafío de cinco minutos de actividad física por cada 30 minutos frente a las pantallas.

11/07/2021 11:16

HÁBITOS. Para que el niño tenga una vida saludable, es importante que sus papás tengan buenos hábitos.

 

En diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones, el presidente de la Federación Argentina de Cardiología (FAC) y jefe de la División de Insuficiencia Cardíaca e Hipertensión Pulmonar del Instituto de Cardiología de Corrientes, Eduardo Perna, recomendó aprovechar el tiempo libre de las vacaciones de invierno para llevar a los más chicos a los controles médicos e incentivarlos a que adquieran mejores hábitos saludables.

Contrario a lo que se considera, “los niños tienen la misma predisposición a tener afecciones que los adultos”, por lo que es fundamental que tengan sus controles anuales. Al respecto, Perna aconsejó que “el primer chequeo es con el pediatra, porque es quien lo controla habitualmente y puede detectar pequeñas alteraciones”. Si algo no anda bien, “puede derivarlo a hacer algún otro estudio que considere necesario”.

 

Desafío 30×5

Por otra parte, el presidente de la FAC invitó a introducir cambios saludables a la vida diaria de toda la familia. “Moverse en familia no solo mejora los lazos sino mejora la calidad de vida en los niños y en los padres”, señaló.

En este sentido, Perna mencionó el desafío 30×5: “si están 30 minutos frente a una pantalla, deben hacer cinco minutos de actividad física. El objetivo es lograr que, al menos, estén en movimiento durante una hora”.

Al referirse a la actividad física, Perna dijo que “no significa únicamente ir a correr o al gimnasio: también incluye caminar, hacer juegos en familia en el patio, bailar y cocinar todos juntos, entre otros”.

Finalmente, remarcó que es importante que estos cambios en el estilo de vida no se hagan únicamente durante las vacaciones.

“Es un buen tiempo para aprovechar y empezar a modificar los hábitos, pero ese cambio debe mantenerse en el tiempo como para que tenga un verdadero impacto en la salud, si no, no sirve. Esto pasa con cualquier intervención en prevención”.

 

Más consultas pos-COVID

Perna contó que, durante la primera etapa de la pandemia, “hubo un descenso muy importante de consultas de todas las patologías. Esto hizo que aumente el riesgo de que se presenten pacientes con patologías mucho más graves”.

Sin embargo, “ahora estamos observando un retorno a los consultorios, incluso podría decir que estamos atendiendo con normalidad aunque con la particularidad de que ahora muchos de los pacientes vienen por las evaluaciones pos-COVID”, dijo.

Al respecto, aconsejó que “aquellos que cursaron la enfermedad, se hagan el chequeo posterior para evitar cualquier futura complicación”.