UNAU busca la presencialidad total y en la UNaM cada facultad define el modelo

La implementación de las aulas híbridas en las universidades de Misiones a partir del segundo cuatrimestre dependerá de cada casa de estudios. La conectividad es la principal limitante.

10/06/2021 07:05

En el marco del anuncio del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta de la implementación de aulas híbridas en las universidades nacionales a partir del segundo cuatrimestre, FM 89.3 Santa María de las Misiones dialogó con los referentes de la Universidad Nacional de Misiones (UNAM) y la Universidad Nacional del Alto Uruguay (UNAU) para conocer la factibilidad de este modelo en la provincia.

Mientras que en la UNaM destacaron que su aplicación dependerá de cada unidad académica y que su implementación a corto plazo no será sencilla debido a la problemática de la conectividad y falta de equipamientos, en la UNAU mencionaron que están organizando para iniciar el segundo cuatrimestre con presencialidad completa.

 

Cada facultad adaptará el proyecto a su realidad

“El proyecto es muy interesante en términos pedagógicos y viene a resolver la problemática de inequidad que existe en términos de acceso a la virtualidad, porque hay muchos estudiantes que el año pasado y este año no pudieron continuar debido a la poca o nula conectividad que reciben. Lo positivo de estas aulas híbridas es que se priorizaría a estos estudiantes para que asistan presencialmente a las unidades académicas y se trabajaría de forma remota con aquellos que tienen más posibilidades de conexión”, explicó a FM 89.3 Santa María de las Misiones, la secretaria académica de la Universidad Nacional de Misiones, Alejandra Camors.

No obstante, “es un plan que hay que pensar cómo adecuarlo a nuestra universidad”, dijo. En este sentido, adelantó que “cada facultad va a tener que adecuar el modelo híbrido a su propia realidad” ya que “entran en juego muchas cuestiones. No sólo los equipamientos necesarios, sino las características de cada carrera: cuáles son las que necesitan de la presencialidad, qué cantidad de aulas tienen las facultades y cuáles son las más aptas, cuáles serán las materias que podrán continuar en la virtualidad… tenemos mucho trabajo por delante y la decisión final será de cada unidad académica, según su propia realidad”.

 

Conectividad

A pesar de que “este proyecto de aulas híbridas viene acompañado del Plan de Virtualización de la Educación Superior, que ofrece apoyo y financiamiento”, la cuestión de la conectividad “es una problemática que no se puede resolver a corto plazo porque es mucho más profundo: no sólo tiene que ver con el tendido de las redes, sino a que llegue fluidamente a todas las unidades académicas”, señaló Camors. Por ello, aunque celebró el modelo híbrido, remarcó que “hay mucho trabajo por hacer para ver cómo se adecua a nuestro contexto”.

 

Tienen el equipo necesario

En la UNAU, en cambio, “tenemos un equipo informático excelente y los equipamientos necesarios para aplicar las aulas híbridas”, dijo a FM 89.3 Santa María de las Misiones el rector de la UNAU, Magno Ibáñez. De hecho, contó que el martes pasado “ya probamos este modelo en un concurso de la universidad. Uno de los miembros del jurado no pudo asistir así que estuvo presente en la actividad de manera virtual”.

 

Pocos alumnos

A diferencia de otras casas de estudio, la UNAU tiene un grupo reducido de alumnos. Esto permitirá que “las comisiones que tengan menos de diez alumnos tendrán clases totalmente presenciales, y las carreras que tengan cerca de 20 estudiantes se dividirán en dos comisiones para que también tengan presencialidad”, explicó el rector.

 

Docentes no vacunados

Respecto a si todos los docentes podrán dar clases presenciales, Ibáñez señaló que “el Estado Provincial ofreció vacunar a todos los educadores”.

Y aunque “hubo un grupo reducido que decidió no vacunarse, esa ya es una decisión personal y deberán cumplir con las actividades presenciales. Es una elección pero no quedarán eximidos de dar clases presenciales si no decidieron aplicarse la vacuna porque nosotros le dimos la posibilidad”, explicó. En cifras, de los 160 docentes de la UNAU, “cerca de dos personas se rehusaron a vacunarse”.

Por su parte, Camors aseguró que en la UNaM “están en su mayoría vacunados al menos con la primera dosis”.

Respecto a los docentes y no docentes que decidieron no vacunarse, dijo que “es un porcentaje mínimo” y agregó que “los vamos a volver a invitar a inmunizarse una segunda vez para ver si aceptan hacerlo”.