Detienen a madre de la niña violada y obligada a abortar en Posadas

La mujer de 41 años es investigada por presunto “encubrimiento” de abuso sexual y haber consentido el aborto clandestino de su hija de 12 años. El principal sospechoso es el padrastro de la menor.

30/05/2021 07:35

SOSPECHAS. La mujer podría ser acusada de encubridora o cómplice.

Investigadores de la Dirección Homicidios de la policía provincial y por orden del juez de Instrucción 3, Fernando Verón, detuvieron durante el mediodía de ayer a la madre de la niña de 12 años víctima de violación e irrupción del embarazo de manera clandestina, un caso publicado en exclusiva por PRIMERA EDICIÓN hace poco más de una semana.

La madre de la menor es la pareja del hombre sindicado como el abusador. El caso salió a la luz tras la denuncia del padre biológico de la niña a mediados de mayo en la Fiscalía de Instrucción 3 de Posadas a cargo de Adriana Marcela Verónica Herbociani.

La detención de la mujer se concretó alrededor de 12.50 de ayer en una vivienda de calle 90 casi avenida Santa Cruz.

Como lo había adelantado este Diario, sobre la misma recaen sospechas de que encubrió los vejámenes o peor aún, pudo ser cómplice del sometimiento al aborto clandestino practicado sobre la niña de 12 años.

En ese contexto trascendió que la mujer fue revisada por el médico policial y luego alojada en la División Resguardo de Detenidas de la comisaría Decimonovena.

Cabe recordar que el padrastro de la niña, pareja de la ahora detenida, es un hombre de 55 años quien fue detenido el jueves 20 de mayo tras intensos operativos realizados por investigadores policiales en esta capital y en la vecina Garupá. En aquella oportunidad lo buscaron por orden del juez que lleva adelante la causa por el delito de “abuso sexual agravado” de su hijastra de 12 años.

El denunciante es el padre biológico de la víctima (48) y habría recurrido a la Justicia apenas la menor le confesó lo que acarrea de padecimiento. Según se supo, el hombre la notó semanas atrás a que se conociera el caso, en mal estado psicológico y comenzó a sospechar con mayor preocupación cuando detectó trastornos hormonales en su hija.

La menor rompió en llanto y le relató lo sufrido ante las preguntas del progenitor quien ya manejaba una versión de su sucedido. El progenitor de inmediato lo denunció, tanto el abuso sexual como el aborto clandestino al que sometieron a la víctima.

 

Exámenes médicos

Con la versión judicializada, se realizaron los primeros análisis a la niña y se adelantó que habría padecido tal situación de abuso y manifestaba fuertes reacciones traumáticas como rechazar ser revisada en sus genitales por médicos especialistas.

El paso que sigue en cuanto a la investigación del caso, según detallaron fuentes consultadas, es que la menor declare en Cámara Gesell, medida dispuesta por el magistrado que aguarda turno. También se aguardan testimonios que se consideran clave como el de un familiar del acusado, quien habría sido el que reveló en principio la situación al padre de la niña.