Investigan a la “banda de los splits” por el millonario asalto al ganadero de Parada Leis

La modalidad del golpe apunta a los autores del robo en septiembre de 2020 a un depósito de Santa Inés, donde los cuidadores fueron atados y se llevaron veinte aires acondicionados.

15/04/2021 09:59

PRIMEROS PASOS. Los investigadores de la UR-x detrás de las pistas surgidas en torno al robo en el campo próximo a la ruta 105.

Los investigadores de la Unidad Regional X avanzan sobre varios sospechosos e hipótesis del asalto en banda a un productor ganadero de Para Leis el martes por la mañana. Entre los presuntos autores, se estima que participaron diez hombres a cara descubierta, están vinculados varios de los detenidos por el golpe en un depósito de Santa Inés, Garupá, entre la noche del jueves 17 y madrugada del viernes 18 de septiembre de 2020, cuyo botín consistió en veinte equipos de aire acondicionados de 18 mil frigorías comprados para la instalación en una iglesia evangélica en construcción en paraje Itaembé Guazú de Posadas.

Por la cantidad de participantes del asalto en Leis y cómo trataron a las víctimas, además de las primeras descripciones físicas que pudieron aportar el ganadero de 59 años y un familiar directo de 77 años, a los pesquisas de Investigaciones, se apunta la sospecha a los presuntos integrantes de la denominada “banda de los splits”.

El campo en el que irrumpieron dos automóviles con diez asaltantes el martes a las 8.30, está ubicado a siete kilómetros de la ruta nacional 105 en proximidades al arroyo Pindapoy Chico, Garupá.

Los delincuentes actuaron a cara descubierta y bajo las órdenes de un hombre armado con una pistola nueve milímetros. Ataron al hombre y la mujer de pies y manos con cuerdas y tiras de cuero que sacaron de un galpón y corral de animales. También los encapucharon y sólo les preguntaron dónde escondían el dinero.

Luego que el propietario indicara los lugares de la casa en que guardaba sus ahorros, los delincuentes desaparecieron con 550 mil pesos y diez mil dólares. La mujer logró desatarse, ayudó a su familiar y dieron aviso a la policía luego de caminar hasta el casco próximo ya que los asaltantes se llevaron sus celulares y las llaves de una camioneta Ford F100. El alerta a la comisaría jurisdiccional se produjo cerca de las 11 y se inició la labor de la división Investigaciones de la Unidad Regional X.