Al borde del colapso, Curitiba se cierra hasta el 21 de marzo

Ante la inminente falta de camas en la red de salud, el Ayuntamiento aumentó las restricciones de actividades. "Es necesario frenar la circulación del virus, cuya nueva cepa es más transmisible, más grave y lleva al hospital hasta a los más jóvenes", advirtió el alcalde Rafael Greca.

13/03/2021 15:18

Sólo continúan operando actividades esenciales como supermercados, panaderías y gasolineras, con horario restringido y con la obligación de cumplir con el protocolo de responsabilidad sanitaria y social.

La comercialización en estas actividades se limita a alimentos, bebidas, productos de higiene y limpieza. Ningún establecimiento autorizado para operar podrá tener una ocupación superior a la mitad de su capacidad. Los establecimientos también deben adaptar el horario de los empleados al horario de funcionamiento establecido.

Además se prohíben las actividades en los parques de la ciudad, así como las clases presenciales en el sistema escolar privado, en el sector público ya estaban suspendidas hasta el inicio del abril. El transporte comienza a operar con una capacidad máxima del 50%. Está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en los espacios públicos.

El Decreto 565 entra en vigor a la hora cero de este sábado y es válido hasta el 21 de marzo de 2021.

Este viernes, Curitiba registró el récord de muertes anunciadas en un sólo día: 34. La ciudad tiene 12.372 casos activos de covid y la tasa de ocupación de camas de UCI alcanzó el 96%.

“Necesitamos reducir urgentemente el tráfico en Curitiba”, dijo el alcalde Rafael Greca y agregó que “abrimos 240 camas en menos de 24 horas. Durante la pandemia, creamos otras 1.031 camas exclusivas para COVID-19, que están activas. Hicimos todo lo posible, pero aún no ha sido suficiente ”.

El alcalde destaca que es necesario frenar la circulación del virus, cuya nueva cepa es más transmisible, más grave y lleva al hospital hasta a los más jóvenes, que a su vez se quedan más tiempo. “Nuestra red de atención médica ya no es compatible con la demanda muy alta”.

En este momento, dice el alcalde, es necesaria la comprensión y colaboración de todos.“Es hora de quedarnos en casa y cuidarnos”, dijo.

Finalmente señaló que las acciones básicas son fundamentales en este momento: respetar las normas vigentes sobre las actividades en la ciudad y, principalmente, evitar aglomeraciones, utilizar máscaras y gel de alcohol y mantener la distancia social.

Fuente: crisloosecompartilha.com