Por primera vez, el yopará de la Bajada Vieja no será comunitario

“¿Para qué vamos a andar juntando gente, si hay que mantener las distancias?”, argumentó Pomposa Valdez, el “alma máter” de la convocatoria popular.

29/09/2020 07:43

EMBLEMA DE LA BAJADA VIEJA. Doña Pomposa Valdez lamentó la suspensión, pero llamó a cuidarse del COVID.

Por primera vez en más de una década, no se realizará el clásico yopará comunitario en plena calle en la Bajada Vieja de Posadas.

“Lamentablemente, dada la situación, creemos que no sería lo adecuado”, indicó -en referencia a la pandemia de coronavirus- Carolina Repetto, de Slow Food, espacio que impulsa la actividad “amadrinada” por la legendaria comerciante de la zona Doña Pomposa Amarilla de Valdez cada 1 de octubre.

En cualquier caso, aclararon que la tradición no dejará de cumplirse, aunque sea puertas adentro. Es decir, los vecinos prepararán el típico plato que “espanta” al duende Karaí Octubre.

“Estamos proponiendo hacerlo en nuestras casas y tratando de mantener el hábito de compartir, invitar y ofrecer a alguien un poco de nuestro yopará”, confirmó Carolina.

La joven agregó que “hace años que los vecinos de la Bajada Vieja hacen el yopará. Cristian Krieger siempre ofreció su casa y su cocina para esta fiesta callejera, por supuesto con Doña Pomposa como referente. Y muchos de los que somos del movimiento Slow Food hemos colaborado con nuestro trabajo de difusión, cortado verduras y con donaciones“.

Este festejo es impulsado exclusivamente por vecinos, que cada año se organizan en una cocina comunitaria con alimentos que son donados por particulares y empresas.

El evento siempre es abierto a todo el público y gratuito, y además de la comida siempre se realizaba un festival de música, espectáculos y juegos para niños, los cuales este año quedaron suspendidos para retomarlos, si la situación sanitaria quiere, en la edición 2021.

 

“Lo siento en el alma”

Doña Pomposa habló días atrás con la FM 89.3 Santa María de las Misiones, donde reconoció que “siento en el alma que este año no lo podamos hacer, pero está fea la situación y esto se llena porque es una fiesta del pueblo, ¿para qué vamos a andar juntando gente? Hay que mantener la distancia y cumplir los protocolos”.

“El yopará viene de Paraguay, yo soy de Encarnación y la receta tiene su historia, que es muy bonita y hay que darle un componente social y cooperativo, de barrio”, reflejó la referente de la Bajada Vieja.

 

“Don Miseria”

Según la creencia popular, Karaí Octubre es un duende maléfico que sale todos los 1 de octubre a recorrer las casas y ver quiénes tienen suficiente comida. Es decir, “un duende que evalúa si la gente trabajó durante el año y supo guardar para los meses de escasez”, resumió el antropólogo Cristian Krieger a PRIMERA EDICIÓN.

La forma de espantar al Karaí “es poder demostrar que uno tiene comida y la comparte”, detalló Krieger. En caso contrario, los castiga con miseria hasta fin de año mientras que a los que tienen para convidar los premia con abundancia.