Bares y restaurantes pidieron emplear espacios al aire libre

Al poder ocupar sólo el 50% de la capacidad de los salones solicitan como una alternativa usar veredas, plazas, plazoletas o bien cerrar una parte de la calle.

29/05/2020 08:52

Imagen Ilustrativa

Los bares y restaurantes nucleados en la Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines (Amhbra), pidieron a través del protocolo correspondiente sumar la posibilidad de emplear espacios al aire libre para la colocación de mesas, una vez que se produzca la reapertura de las actividades del sector.

El titular de Amhbra, Gustavo Alvarenga, explicó a la  FM 89.3 Santa María de las Misiones: “Mantuvimos una reunión importante en el Ministerio de Salud, con la presencia de los ministros de esa cartera, de Trabajo, y los representantes de Amhbra y UTHGRA (Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos) a la cual llevamos los protocolos. Fue una reunión extensa en la cual nos explicaron en qué condición sanitaria está la provincia y nosotros como armamos el protocolo que recibió aportes de gente que sabe de la materia a nivel nacional y el de hoteles del Ministerio de Turismo, avalado por el Ministerio de Salud de la Nación”.

Alvarenga recordó que “en el rubro gastronómico y hotelero hace rato que nos basamos en todas las medidas sanitarias de higiene, de manipulación de alimentos y todo. Venimos con un buen ejercicio en eso y en el protocolo por este tema del coronavirus se agregaron cosas particulares como el distanciamiento social, de las mesas, entre otros puntos”.

 

Emplear las calles

“Abrir al aire libre es algo que planteamos en la reunión porque si abren los bares y restaurantes será con espacios reducidos. Pedimos al menos el 50%. Habrá lugares que por ahí se verán perjudicados, entonces será bueno si pueden emplear el uso público, la vereda, la plazoleta, plaza de enfrente o una partecita de la calle poniendo una maceta, macetero o un cordón de 2 o 3 metros, delimitando, como en otras ciudades”, señaló.

Además, el empresario dijo que esta idea de abrir al aire libre “está charlada con el intendente, Leonardo Stelatto, a quien le pareció bien en líneas generales pero habrá que ver cómo se implementa. En el centro no digo que se haga todo peatonal, para no perjudicar a los otros negocios, pero que sea semi peatonal o los fines de semanas para fomentar la actividad gastronómica, porque no sabemos cómo reaccionará la gente cuando se abra, si irá o no, si estará más de una hora sentada. Nos pareció una buena idea copiando lo que se está haciendo en otras ciudades de Argentina y otros países”.

 

Hoteles pequeños

En otro tramo de la charla, se le consultó a Alvarenga si la apertura de los locales gastronómicos iría de la mano con los hoteles, y apuntó que “bares y restaurantes se manejan con clientes locales. Nosotros en turismo, más allá que tenemos ganas de abrir y empezar a caminar, la realidad es que las fronteras están cerradas tanto con Brasil y Paraguay, no hay transporte aéreo, ni colectivos de larga distancia, la frontera interprovincial está muy controlada y restrictiva, sabemos que no habrá un mercado para todos los hoteles”.

Y agregó que “en particular sé que si abro mi hotel no van a estar llamándome para hacer reservas, pero sí le servirá a hoteles más chicos que albergan a viajantes de productos esenciales. Hacia allí apunta este protocolo a viajantes que nunca pararon y hoy en día están durmiendo en el auto o en lugares no permitidos para abrir. Hay una necesidad en ese sentido, como quienes vienen a operarse acá y sus acompañantes necesitan dormir en algún lado”.

 

Temor por perder la fuente laboral

Por su parte, Antonio Acosta, de Uthgra, señaló al “Aire de las Misiones”, que “el último fin de semana consensuamos los protocolos del orden nacional para poder adaptarlo a nivel local, a nuestro clima, idiosincrasia, viendo cómo podemos regresar a nuestra actividad. Cumplimos con lo que pedían el Ministerio de Trabajo y de Salud. Desde el 19 de marzo necesitamos que nuestros afiliados sigan trabajando y los propietarios de bares, restaurantes y hoteles, necesitan cuidar su capital. Y vamos bien”.

También dijo que “hay temor por perder la fuente de trabajo y que cierren negocios. Eso ocurre desde el mismo mes de marzo. Hay personas que cada vez que hay un evento o fiesta trabajan los fines de semana y las empresas que lo toman los blanquean para esos días para evitar cualquier tipo de multa. Veníamos así de fin de año y esa situación se agravó con la pandemia. Hay una gran incógnita por saber cómo sigue todo”.