Judith Salom: “Sentimos que están exprimiendo donde ya no hay jugo”

Los jardines maternales de la provincia atraviesan una situación difícil ya que hace dos meses no abren y su regreso a la actividad todavía es incierta. Algunos ya cerraron sus puertas de manera definitiva.

24/05/2020 10:40

Los jardines maternales de la provincia están atravesando una situación crítica. Y es que “hace dos meses estamos con las puertas cerradas, no tenemos ingresos y sin embargo venimos pagando todos los impuestos y gastos de servicios y alquiler normalmente”, dijo a PRIMERA EDICIÓN la vocera de la Agrupación de Jardines Maternales de Posadas, Judith Salom.

Como modo de ayuda y para que el personal de los jardines puedan salir adelante, “cuando comenzó la cuarentena, los padres que mandaban a sus chicos a nuestro jardín decidieron ayudar y aportar voluntariamente a través de una cuenta bancaria”, contó Salom.

Sin embargo, el dinero recaudado que debería ser para los trabajadores del establecimiento, terminó siendo gastado en impuestos y deudas.

“Como lo hacen por transferencia, el banco ahí ya nos hace la primera retención. Después sigue Rentas que, como entiende que estamos recibiendo ingresos, nos cobra Ingresos Brutos; y la Municipalidad cobra por el comercio”, explicó.

En conclusión: “Terminamos usando las donaciones que son para el personal para pagar los gastos e impuestos y todavía no figuramos en el Programa de Asistencia en Emergencia para el Trabajo y la Producción”.

Como consecuencia de esta situación, “un jardín del interior nos avisó que va a cerrar y vimos que dos más desaparecieron. Sabemos que los carteles están colgados pero se fueron, levantaron todo lo que tenían y lo cerraron”, lamentó.

 

Protocolo de reapertura

Salom también habló del protocolo que presentaron días atrás a la Municipalidad para la reapertura de los jardines maternales. Sin embargo “todavía está en proceso de revisión”, sostuvo y agregó que “no tenemos ninguna información con respecto a la apertura de los jardines, porque hasta ahora no tenemos respuestas de nadie”.

Sin embargo, aseguró que “somos conscientes y respetuosas de la decisión de las autoridades, no es que querramos abrir a cualquier precio”.

Al respecto, contó que también habían pedido una reunión con el Intendente pero “nos dijeron que están evaluando si nos pueden recibir”. Asimismo, “hace unos días nos reunimos con la diputada Cristina Britez, quien nos atendió y se mostró muy interesada. Se comprometió a llevar nuestra problemática ante la AFIP a nivel nacional”, sin embargo “necesitamos a alguien que tenga el poder de decisión”.

“Está mal registrado nuestro rubro”

La vocera de la Agrupación de Jardines Maternales también mencionó el inconveniente que significa para ellos estar inscriptos como comercios.

“Nosotros necesitamos que ubiquen a nuestra actividad en el lugar que corresponde. ¿Por qué otros rubros de enseñanza no obligatoria pueden tener su personal como monotributistas y nosotros no?”, cuestionó.

Y es que al estar inscriptos como comercio, los empleados de los jardines deben registrarse como empleados de comercio: “al final terminamos pagando cuotas de sindicatos, capacitaciones y una lista interminable de aportes”, expuso.

“Esto a su vez hace que la cuota que tienen que pagar los padres para mandar a sus niños al jardín, dispare y así se forma una cadena interminable”.

 

Incertidumbre en el regreso

Respecto al por qué todavía no pueden reanudar sus actividades, Salom opinó que “creo que los niños siempre son un tema sensible para la sociedad, y más en este caso que son los chicos los portadores del virus y no quieren correr el riesgo”.

No obstante, “los jardines maternales tenemos nuestro manual de procedimiento aprobado por un bioquímico, donde se establecen los procedimientos de higiene y desinfección del lugar que es parte de nuestra rutina. Ahora deberíamos agregar algunas cosas más con respecto al cuidado del personal, pero el resto era parte de nuestro día a día”, destacó.

En este sentido, estimó que “si las condiciones están garantizadas y si la provincia continúa sin casos positivos, tal vez podamos abrir en breve, pero no depende de nosotros”.

Finalmente, Salom también habló sobre la necesidad de aquellos que comenzaron a trabajar y no tienen con quién dejar a sus hijos. “Todavía los padres no llamaron para consultar si abríamos. Al igual que nosotros esperan las decisiones de las autoridades, pero no sentimos presión en ese aspecto, son muy respetuosos y tampoco creo que quieran exponerlos todavía”, dijo aunque añadió que “sí conozco de padres que están contratando personal a domicilio”.

 

Apoyan al jardín maternal

Un grupo de padres manifestó su apoyo y preocupación ante la situación a través de una carta. “Entendemos el criterio de la cuarentena, pero ahora nos preocupa el silencio por parte de las autoridades ante el pedido de auxilio que están solicitando los jardines maternales a los que enviamos a nuestros hijos”, sostuvieron.

Asimismo, aseguraron que descuidar a los jardines es descuidar a las madres, ya que “si cuando debamos volver a trabajar, los maternales no están, las familias que no contamos con un familiar que cuide a nuestros hijos, nos encontraremos desamparados”, manifestaron a la vez que agregaron que “sólo tenemos cabeza para pensar en el trabajo si sabemos que nuestros hijos están bien cuidados”.

“Por todo esto, hoy más que nunca, los apoyamos”, dijeron.