Miembros de cooperativas textiles hacen elementos de protección sanitaria

Los fabrican en talleres que montaron especialmente para llevar a cabo esta tarea. Se trata de cuatro espacios públicos pertenecientes a la provincia que actualmente funcionan como centros productivos.

11/04/2020 10:17

ABASTECIMIENTO. El objetivo es llegar a aproximadamente 300 mil barbijos en el lapso de ocho semanas.

“El gobernador Herrera Ahuad solicitó que coordinemos la provisión de insumos médicos al Sistema de Salud Pública de la provincia. A partir de ahí nos pusimos manos a la obra y coordinamos con diferentes talleres textiles, principalmente de la zona de Posadas, para fabricar barbijos, botas, camisolines y mamelucos”, contó el Subsecretario de Planificación Industrial, Roberto Tarnowski a FM de las Misiones.

Sin embargo, el primer inconveniente surgió cuando notaron que los espacios de las cooperativas textiles, no contaban con los requisitos de asepsia requeridos.

“Los talleres son aptos para fabricar ropa o uniformes, pero esas normas de higiene son insuficientes a la hora de hacer productos médicos, sobre todo cuando van a estar en áreas críticas como quirófano y terapia intensiva”, explicó.

 

Talleres montados

A raíz de esto, “identificamos varios espacios pertenecientes al Gobierno provincial, entre ellos la Cámara de Representantes que fue uno de los primeros que hemos montado”, dijo Tarnowski y agregó que “en menos de una semana empezamos la producción”.

Los otros espacios elegidos para montar los talleres fueron “un Club Social perteneciente a la Legislatura, otro espacio en el Museo Cambas y uno más en la zona céntrica por Félix de Azara y Entre Ríos”, enumeró. Además, adelantó que el 9 de abril, se inaugurará el del Centro del Conocimiento.

En total, son 118 emprendedores de las cooperativas Futuro, Primero de Mayo, Mujeres con visión de futuro y la Asociación Civil Preservar Nuestros Orígenes, quienes cobran por el servicio realizado al tiempo que proveen de su maquinaria.

Todos fueron capacitados sobre administración, producción y logística. Además, el Ministerio de Salud, proporcionó los modelos y diseños de barbijos adecuados.

Mano de obra

En cuanto al trabajo, se dividieron en dos turnos por día, uno a la mañana y uno a la tarde que duran cinco horas cada uno. La cantidad de trabajadores por turno, depende del espacio en el que se encuentren.

En Cámara de Representantes, por ejemplo, “tenemos cerca de ocho puestos por turno”, aclaró. Con respecto a la logística de abastecimiento de materia prima, de recursos humanos y todo lo relacionado a la coordinación, “la hacemos desde el Ministerio de Industria en apoyo con el Ministerio de Coordinación de Gabinete”, contó.

Los barbijos están confeccionados con tela TNT que “es el material que estamos consiguiendo porque hay una restricción importante a la hora de conseguir materia prima porque la mayoría de los comercios están cerrados y los que estaban abiertos, ya están prácticamente desabastecidos”, explicó.

Sin embargo, aclaró que “no se habla de un desabastecimiento de insumos ya que el Ministerio de Industria está gestionando con proveedores locales y gente ajena a la provincia para suministrarnos los materiales”, concluyó.

 

Tapa bocas, no barbijos

“Cubrirse la nariz y la boca es mejor que no hacerlo”, aseguró Tarnowski aunque recordó que hay “ciertas normas de fabricación para mantener su higiene. Sobre todo, si los van a distribuir”.

“El material debe ser adecuado para no filtrar el virus, que no se humedezcan, no volver a usarlos, sino que sean descartables. También se debe tener en cuenta que el material sea hipoalergénico”, recordó.

Cabe destacar que desde el Ministerio de Industria en conjunto con el Ministerio de Salud, desarrollaron un protocolo de seguridad e higiene a la hora de producir los tapabocas.