El docente acusado de grooming esperará en prisión el juicio oral

El Tribunal Penal 2 ordenó que continúe detenido hasta que sea juzgado por una causa iniciada en 2015. Ya fue notificado y es trasladado a su lugar de detención en la Unidad Penal 8 de Cerro Azul. Los camaristas aceptaron el requerimiento del fiscal Martín Rau.

10/10/2019 08:55

CAMBIO DE CELDA. Con la orden del Tribunal el sospechoso deberá ser trasladado a una unidad penal de la provincia.

La presunción de fuga ante la gravedad de pena por los delitos que se le imputan, impulsaron a los tres integrantes del Tribunal Penal 2 de Posadas a coincidir con el requerimiento del fiscal Martín Alejandro Rau, y ordenar que el docente de 44 años detenido en una celda de comisaría en 25 de Mayo, continúe en tal condición hasta ser juzgado en debate oral por “corrupción de menores agravada por engaño, distribución de pornografía infantil y grooming”, causa iniciada a mediados de 2015, tras la denuncia realizada por una madre posadeña que advirtió que su hijo adolescente estaba siendo víctima de acoso por parte de este sospechoso.

Este jueves, pasadas las 8 de la mañana, el hombre fue notificado acerca de la decisión en el TP2 y se procedió a su traslado rumbo a su lugar de detención, la Unidad Penal 8 de Cerro Azul.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, confirmaron este miércoles lo adelantado en la edición del domingo. Los jueces Carlos Jorge Giménez, César Antonio Yaya y Augusto Gregorio Busse tomaron la decisión tras el análisis del pedido del Fiscal del Tribunal Penal 1, subrogante.

Entre otros aspectos sopesaron que la elevación a juicio estaba firme para el profesor de música, por lo que el pedido de detención se une a la aprehensión y causa en trámite iniciada el domingo 15 de septiembre último en 25 de Mayo cuando fue denunciado en la Comisaría de la Mujer por acosar e invitar a citas sexuales con mensajes de redes sociales y aplicaciones de mensajes de texto desde celular a un menor de 15 años.

La semana pasada fue Martín Rau, en carácter de subrogante de la Fiscalía del TP-2, quien solicitó que el encartado no recupere el beneficio de la libertad bajo caución y que en tal condición espere ser juzgado cuando la agenda del Tribunal lo disponga.

En marzo de este año, a poco más de tres años de que se conociera la denuncia de una joven madre cuyo hijo de trece años habría sido víctima del docente mencionado, la causa ingresó al Tribunal Penal 2 de calle San Martín de Posadas, tras el cierre y elevación del expediente por parte del juez de Instrucción 6, Ricardo Walter Balor.

La imputación, tal como lo adelantó este medio en agosto de 2018, es inédita en virtud de que será la primera vez que, en la provincia, alguien responda en esa instancia y ante la Justicia por grooming, figura penal vinculada al acoso de menores a través de las redes sociales, entre otros medios.

Pero cabe remarcar que, en caso de ser encontrado culpable de los tres delitos mencionados, podría recibir una condena de hasta 19 años de cárcel.

El domingo 15 de septiembre pasado, información también publicada por este Diario en forma exclusiva, ante la Comisaría de la Mujer de 25 de Mayo (Unidad Regional XI) un padre de 38 años denunció que su hijo recibía mensajes de texto de un presunto joven y de una muchacha que lo incitaban a citas sexuales, pero también al envío de fotos y videos en los que debía exponer sus genitales y hasta masturbarse.

El menor le confesó a sus progenitores que el domingo 1 de septiembre, quince días antes, comenzó a recibir mensajes en su perfil de red social y en otras aplicaciones de mensajería en su teléfono celular. Incluso contó que llegó a ver en una plaza de 25 de Mayo al supuesto contacto, pero se dio cuenta de que era un hombre grande, mayor de edad y que lo invitaba a subirse a su automóvil.

Aseguró que no accedió, pero también indicó que el presunto acosador no desistió e insistió, ya bajo el supuesto perfil femenino, con encontrarse y “realizar un trío sexual”.

Efectivos de la comisaría local y del Comando Radioeléctrico montaron un operativo y el sospechoso fue ubicado y detenido en la misma plaza de la primera intención de cita y a bordo de su Renault Clio, el mismo vehículo con el que se desenvolvía en Posadas cuando fue denunciado.

En 2016, recuperó la libertad bajo caución, pero meses antes estuvo con arresto domiciliario en Oberá en casa de un familiar directo.