Tabaco: quieren ponerle fin a la tiranía de las chapas de cartón

Hasta hace poco y con dinero del FET, las entidades compraban el material “de emergencia” y sólo para galpones, con millones de inversión desperdiciada. Buscan revertir esta historia.

11/06/2016 00:00

Unas doscientas familias de productores tabacaleros, que integran uno de los sectores más vulnerables de la economía provincial, dejaron de dormir bajo techos con chapas de cartón en sus humildes viviendas de distintas localidades de Misiones a partir de una metodología de inversión del Fondo Especial del Tabaco (FET)?impulsada por la Asociación de Campesinos Tabacaleros Independientes de Misiones (Actim).La entidad, una de las más nuevas del sector productivo tabacalero, busca dejar atrás “la tiranía de la chapa de cartón” que ataba a los colonos a una asistencia que debía repetirse año a año por la poca durabilidad del material, y que sin embargo requería millonarias inversiones del FET. La Actim inició el año pasado la ejecución de un plan dentro de los Programas Operativos Anuales (POA)?que reinvierten los excedentes del FET en proyectos productivos. Mediante este programa adquirieron chapas de zinc para reemplazar ya no solo el techo de los galpones de secado de tabaco de sus socios, siempre golpeados por las contingencias climáticas y en especial por el granizo, sino también los techos de las viviendas precarias. En 2015 lograron reemplazar 180  techos de cartón por sus equivalentes en chapas de zinc, y este año, con la devolución del 60% del valor de los materiales, volvieron a comprar chapas para otras 34 casas de productores. Pero el plan pretende beneficiar a otras 300 familias en total para  finales de 2016. “Para nosotros es un sueño que esperamos mucho tiempo. El FET está destinado a mejorar la calidad de vida del productor no solo mediante reconversión productiva sino en forma integral. Logramos que ningún productor vuelva a recibir chapas de cartón de ninguna asociación y hasta el gobierno de la provincia se adaptó a este nuevo modelo de asistencia más permanente y menos dependiente. Este año esperamos terminar con la provisión de chapas de zinc para otras 300 familias socias de Actim” explicó Paulo Batirola, presidente de la entidad.?“La meta es que no haya más casas de chapas de cartón y que en dos o tres años no existan más galpones con este material, para que deje de usarse plata del FET en esto y se destine a otros beneficios que necesitan los productores”, dijo.También, a propuesta de Actim, los productores de todas las Asociaciones reintegran sólo el 60% del valor de las chapas y no el 100% como ocurría hace un tiempo, en un plazo de tres años y sin intereses. Cambio de paradirgmaLos productores tabacaleros que conformaron la Actim hace tres años, se propusieron dejar atrás una historia de manipulaciones y mal uso del Fondo Especial del Tabaco, una recaudación millonaria que se distribuye en las provincias en las que se planta el cultivo y que debe utilizarse como apoyo directo al productor mejorando el precio de la materia prima con aportes como el Retorno, o el beneficio de la “caja verde”, y planes de reconversión que posibiliten una mejor calidad de vida de las familias plantadoras que en Misiones son quince mil. Hoy las tres asociaciones (Actim, APTM y Cámara del Tabaco) que nuclean a este universo de productores acordaron respetar estándares básicos de calidad de servicios para los colonos, que además reciben la prestación de obra social, y participan en las mesas de discusión del precio del producto en condiciones igualitarias, pero ésto no ocurría hasta hace un tiempo. “El sector cambió”, se entusiasman desde Actim, desde donde aseguran que “no bajaremos la guardia”.