Crece la preocupación ante la inminente ola de calor

Para la semana se espera un ascenso gradual de temperatura en varias provincias argentinas, incluida Misiones. Se recomienda extremar el cuidado del agua corriente y la prevención ante un mayor riesgo de incendios.

10/01/2022 17:27

El pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional proyecta para esta semana temperaturas superiores a los 35 y hasta 40°C en el Norte argentino, pero es posible que se superen en zonas en las que no es muy frecuente que eso ocurra.

Ante las altas temperaturas que se registran en gran parte del territorio nacional, sumado a un período de sequía pronunciada, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), advierte sobre un aumento en las condiciones de peligrosidad de ocurrencia de incendios forestales y de pastizales, por lo que se recomienda extremar las medidas de prevención.

Dado el contexto, el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, alertó: “La ola de calor que todo el mundo está preanunciando para los próximos días puede ser lamentablemente un caldo de cultivo para que los focos en diversas provincias puedan aparecer o propagarse”.

Pronóstico de temperaturas máximas para el viernes 14 a las 16:00 hs.

Esta semana vamos a tener una ola de calor infrecuente, a la cual vamos a tener que acostumbrarnos porque es una de las consecuencias del cambio climático”, señaló el funcionario nacional, al tiempo que añadió: “Es un momento de sequía extrema que lleva dos años consecutivos y de una ola de calor que se viene preanunciando. Hoy en día, prender fuego, aunque sea en zonas permitidas, puede provocar un desastre”.

Federovisky también se refirió al cuidado del agua: “El consumo promedio de agua corriente en el país es de 350 litros diarios por persona, mientras que el promedio mundial es de 100 litros menos”. En este contexto, el secretario de Control y Monitoreo Ambiental pidió regular su consumo, “para que este recurso esté disponible para la hidratación de toda la población”.

 

Cuidado del agua

Por otra parte, la empresa Samsa, encargada del suministro de agua potable en Posadas y Garupá, se sumó a la campaña especial en la que a nivel nacional se apela a la solidaridad y responsabilidad en el uso del agua potable durante la histórica ola de calor pronosticada.

“Las plantas potabilizadoras y los sistemas de agua potable de las distintas localidades de nuestro país se encuentran a su máxima capacidad de producción. Los servicios de abastecimiento de agua potable no están diseñados para superar estos tipos extraordinarios de eventos climáticos”, advierten

En ese marco, adelantaron que “es posible que, durante la semana, en algunos puntos de las ciudades se registren cortes momentáneos del suministro o momentos de baja presión en las redes de distribución de agua potable.

Por eso, desde la empresa prestataria se solicita a los usuarios evitar todo tipo de uso excesivo del agua potable mientras dure este evento extraordinario.

  • Evitar riego de parques y jardines, y el recambio del agua en piletas.
  • Evitar el lavado de vehículos con mangueras y cualquier otro tipo de uso de grandes cantidades del líquido que no sean esenciales.

 

No salir para trámites

En el marco del calendario de pagos de prestaciones de ANSES, y debido al alerta meteorológico por altas temperaturas pronosticadas para esta semana, el organismo previsional recomienda utilizar la tarjeta de débito para realizar extracciones en cajeros automáticos, fuera del horario bancario, y también en comercios.

 

Recomendaciones para la ola de calor

Finalmente, para evitar complicaciones de salud, el Servicio Meteorológico Nacional considera muy importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Aumentar el consumo de líquidos para mantener una hidratación adecuada.
  • No exponerse al sol en exceso ni en horas centrales del día.
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Evitar comidas muy abundantes.
  • Ingerir verduras y frutas.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.