En el barrio San Lorenzo apareció sin conductor el Toyota más buscado

Desde la noche del lunes el Corolla blanco era el objetivo principal para las veinte comisarías de Posadas y Garupá. Este jueves, durante la madrugada, fue hallado el vehículo pero no se logró ubicar aún a ninguno de los integrantes de la banda de “visitadores” de casas.

28/10/2021 07:01

A las 0.10 de este jueves integrantes de una patrulla de la división Motorizada de la Unidad Regional X en recorrida preventiva por los barrios de la zona sur A4 y San Lorenzo, hallaron abandonado el Toyota Corolla blanco que una banda de ladrones de casas habría utilizado para concretar varios golpes en menos de quince días y en distintos puntos de Posadas

El vehículo que fue robado el 13 de octubre en el barrio Rocamora, finalmente fue recuperado este jueves al ser descubierto en un terreno lindante con una ferretería de la calle 75 casi avenida Cabo de Hornos. El reconocimiento se produjo en pocos minutos con el cotejo de los cristales grabados con la patente correspondiente del automóvil que se buscaba con intensidad desde el lunes pasado, luego de los robos denunciados en el barrio Itaembé Guazú, dos de ellos en la misma cuadra y del que se alzaron los delincuentes con más de dos millones de pesos en efectivo y valiosos equipos electrónicos, televisores inteligentes y consolas de juegos entre ellos.

El hallazgo del Toyota fue comunicado de inmediato al Centro Integral de Operaciones 911 y se realizaron las labores periciales por parte de la Dirección Policía Científica para intentar detectar huellas o evidencias que permitan atrapar a los ladrones.

También se solicitaron grabaciones de cámaras de seguridad privadas y del sistema del 911 para intentar ubicar los instantes previos y posteriores al abandono del vehículo en ese lugar.

Tal como publicó este Diario el miércoles, jefes de la fuerza de seguridad provincial ordenaron múltiples rastrillajes y que se conformen equipos destinados a encontrar el Corolla blanco y atrapar a los delincuentes. Se montaron puestos de control con oficiales y ayudantes de todas las comisarías de las unidades I y X de la Policía.

El alerta se encendió el lunes por la noche luego de los robos ocurridos en la misma cuadra en el barrio Itaembé Guazú, uno denunciado al mediodía y el restante pasadas las 21. De los registros de cámaras de seguridad se coincidió en que los delitos fueron cometidos por al menos dos personas que se movilizaban en un Toyota Corolla.

El primer llamado al 911 alertando de un ilícito fue a las 14 del lunes en calle Las Hortensias casi Las Tacuaritas, donde ingresaron a una casa tras forzar el portón y romper una ventana. Escaparon con todos los ahorros de un matrimonio, 1,3 millones de pesos y cuatro mil dólares.

Menos de ocho horas después, otro llamado al 911 solicitaba ayuda en la misma cuadra. Un abogado de 46 años discriminó que le robaron (también tras romper el portón y una puerta) dos televisores inteligentes LED de 52 pulgadas, dos consolas de juegos (Playstation Sony 4 y 2), 1.500 reales, 20 mil pesos, un monitor de 22 pulgadas de computadora y una colección de 80 estatuillas de plomo de superhéroes.

Los investigadores lograron establecer que se trataba del mismo vehículo robado frente a la cancha de fútbol del club Bartolomé Mitre, avenida Martín Fierro casi San Martín, pasadas las 16 del miércoles 13 de octubre.

Diez días después, el sábado 23 a las 11 en el barrio Jardín cámaras de videovigilancia de un inmueble de las calles 91 y 160 registraron a dos hombres vestidos con ropa oscura que se bajaron de un Toyota Corolla blanco e intentaron entrar a robar, pero desistieron de continuar con el ilícito y huyeron.

 

Mismo modelo, color y robado

En otro procedimiento realizado también por la misma causa, durante la madrugada de este jueves, investigadores de Robos y Hurtos de la Dirección Investigaciones Complejas de la Policía, ubicaron un Toyota Corolla blanco en el cruce de calle Formosa con la avenida Santa Catalina.

El vehículo tenía pedido de secuestro por haber sido sustraído a punta de arma de fuego en La Matanza, provincia de Buenos Aires, y fue ubicado con la patente colocada de una camioneta Volkswagen Amarok. Todas las actuaciones fueron comunicadas al juez de Instrucción de turno, Fernando Verón.