Expectativa entre los comerciantes por la reapertura de las fronteras

Tras la confirmación del Gobierno de Misiones del pedido de habilitación de los corredores en el puente entre Posadas-Encarnación y el cruce entre Bernardo de Irigoyen y Dionísio Cerqueira.

04/10/2021 16:52

NUEVO ESCENARIO. Algunos sectores analizan los cambios pos-COVID. (Foto de Archivo/J.C.Marchak).

 

La espera por la posible reapertura de los pasos fronterizos entre ciudades misioneras con Paraguay y Brasil, mantiene expectantes a los integrantes del sector comercial, entre otros, recordando que diversos rubros siempre fueron influenciados por el contexto de asimetrías y desventajas tributarias.

Sobre el impacto que podrían generar sobre el sector comercial de la provincia la reapertura de los pasos fronterizos se refirió Jorge Lindheimer, vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), al ser entrevistado por la FM 89.3 Santa María de las Misiones.

“Entendemos que los puentes están para unir y no para separar. Tenemos que tener una visión superadora de este tema y siempre propusimos que tiene que haber algún mecanismo de nivelación que en este caso está en la potestad de la Nación de otorgarnos unas herramientas para poder competir en igualdad de condiciones”, recalcó y añadió: “No puede ser que una orilla ande bien y la otra la vea pasar. Creo que tanto Encarnación como Posadas tienen derecho a desarrollarse y trabajar libremente y necesitamos herramientas”.

“Por eso acompañamos el pedido de la Provincia que con el aval de la legislatura misionera se le hace al Gobierno nacional, para que nos den esas herramientas que nos permitan competir en igualdad de condiciones”, destacó el dirigente comercial en relación a un nuevo intento para que la iniciativa sobre las áreas aduaneras especiales sea incorporada al proyecto del Presupuesto nacional 2022.

“Quedó ampliamente demostrado en esta pandemia el potencial económico, industrial y comercial de Misiones y necesitamos que se sigan generando acciones económicas”, aseguró Lindheimer.

 

Cruce de vecinos

Consultado sobre si la reapertura del puente internacional derivaría en una importante afluencia de visitantes del vecino país por la diferencia del cambio monetario, opinó: “La información que estamos manejando es que nuestra moneda al estar tan devaluada produce que seamos atractivos para los vecinos paraguayos y brasileños. Precios de referencia, como el combustible, muestran que estamos baratos. Pensamos que en un principio al abrirse las fronteras ellos vendrán a aprovechar eso”.

Por ello, “insistimos en la necesidad de tener un tratamiento impositivo diferencial que nos permita mantener la competitividad con nuestros vecinos. Somos la única provincia en tener 90% de fronteras internacionales y por eso nos deben esa herramienta”, reiteró.

En relación a la actualidad de las actividades comerciales en la capital provincial, el vicepresidente de la CCIP dijo que “se está trabajando mejor pero también el microclima argentino es muy complicado con una inflación alta y que con el movimiento electoral se va a agudizar porque se va a incrementar el gasto público. Pese a esto el empresariado misionero demostró que está a la altura para contener una buena demanda de toda la provincia”.

 

Frontera con Brasil

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Bernardo de Irigoyen, Walter Feldman, en diálogo también con la radio de PRIMERA EDICIÓN, manifestó: “Estamos muy contentos desde que escuchamos al Gobernador de la provincia hablar sobre el pedido para que abran tanto el puente de Posadas como nuestro paso de Irigoyen. Es algo que lo veníamos pidiendo hace mucho tiempo, los comerciantes ya no aguantaban la situación”.

Continuidad del horario corrido

En relación a la posible continuidad del horario comercial de corrido en Posadas, Jorge Lindheimer expresó: “Es algo que quedó demostrado que a la gente le gustó y también a los empleados. Tiene muchos beneficios. Posadas tiene que ser una ciudad que nunca duerme con horarios muy extendidos en cuanto a la atención comercial y que se pueda en distintas horas hacer actividades. Es una visión más superadora”.

Sin embargo, “el horario corrido no puede depender solamente de la actitud de los comerciantes, también se tendría que acompañar corriendo el horario del empleo público, el horario bancario. Imponer un cambio cultural tan importante y que sólo dependa del comercio no será posible, tiene que estar acompañado de otras instituciones”, opinó.

“Esto fue planteado al Gobierno provincial. Estamos en una etapa de cambios y transiciones que marcarán el futuro de la ciudad y de la provincia”, concluyó.