Seguirá detenida por encubrir el abuso y obligar a abortar a su hija

El juez Fernando Verón rechazó el pedido de excarcelación planteado por la defensa de la imputada. También continuará preso su concubino y presunto abusador de la menor, obligada a abortar clandestinamente.

22/07/2021 12:17

BAJO CUSTODIA. La detención de la madre fue cumplida por la Dirección Homicidios.

El juez de Instrucción 3, Fernando Luis Verón, rechazó excarcelar a la madre de una niña de 12 años que fue abusada y embarazada por su padrastro y luego colaborar para encubrir el delito contra la integridad sexual de la menor, obligándola a un aborto clandestino. La imputada de 41 años, tras la decisión del magistrado, seguirá detenida en el centro de resguardo para mujeres dentro del predio de la comisaría del barrio Itaembé Miní.

La mujer está sospechada de llevar a la niña a abortar para ocultar la violación y así cubrir al padrastro de la menor, quien también está detenido.

Está imputada por “encubrimiento de abuso sexual agravado por el vínculo”, pero el principal acusado de la causa es el padrastro de la niña, un hombre de 55 años, quien fue detenido el 20 de mayo en Garupá por efectivos de la Dirección Homicidios de la Policía.

La decisión del juez Verón se concretó durante las últimas horas y fue coincidente con la opinión de la fiscal de Instrucción 3, Adriana Marcela Verónica Herbociani, quien se opuso al pedido de excarcelación de la imputada de 41 años por entender que su libertad, aunque sea supeditada a la causa, puede entorpecer la investigación y en este contexto.

Vale recordar que la mujer fue detenida alrededor de las 12.50 del sábado 29 de mayo en una vivienda de calle 90 casi avenida Santa Cruz de Posadas.

El padre biológico de la víctima (48) fue quien denunció el hecho al tomar conocimiento y habría recurrido a la Justicia apenas la menor le confesó lo que acarreaba de padecimiento.

Tal cual se publicó en su momento, el hombre la notó mal y triste semanas antes de que se conociera el caso. Según expuso en la policía y la Justicia, la niña estaba en mal estado psicológico y comenzó a sospechar con mayor preocupación cuando detectó trastornos hormonales en su hija.

En uno de los días a su cargo con la niña, la misma rompió en llanto y le relató lo sufrido ante las preguntas del progenitor quien ya manejaba una versión de lo sucedido.

El hombre de inmediato lo denunció, tanto el abuso sexual como el aborto clandestino al que sometieron a la víctima. Con la denuncia judicializada, se realizaron los primeros análisis a la menor y se adelantó que habría padecido tal situación de abuso y manifestaba fuertes reacciones traumáticas como rechazar ser revisada en sus genitales por médicos especialistas.

También fuentes consultadas confirmaron que fue sometida a un aborto por embarazo de poco más de tres semanas.

Denuncia del padre

Tal como lo adelantó en exclusiva PRIMERA EDICIÓN, el padre (48) de la víctima recurrió a la Justicia apenas ella le confesó el padecimiento. Mal estado psicológico y trastornos hormonales en su hija lo motivaron a denunciar.