La mujer acusada de “encubrir” al abusador de su hija seguirá detenida

Sospechan que llevó a la niña de 12 años a abortar de manera clandestina para ocultar la violación y así cubrir al padrastro de la menor, quien también está detenido.

16/06/2021 10:10

DETENCIÓN. La mujer al momento de ser aprehendida por efectivos de la Dirección Homicidios de la policía. Los mismos uniformados capturaron al padrastro de la menor, el sospechoso de los abusos sexuales.

La defensa de la madre de una niña de 12 años quien fue abusada y obligada a someterse a un aborto clandestino, solicitó excarcelación a través de su abogado defensor pero la misma le fue denegada por lo que la mujer de 41 años seguirá detenida.

Está imputada por “encubrimiento de abuso sexual agravado por el vínculo” e investigan si sometió a la menor a una práctica ilegal de aborto para interrumpir el embarazo producto de los vejámenes. El principal sospechoso de la causa es el padrastro de la niña, un hombre de 55 años, quien fue detenido el 20 de mayo en Garupá por efectivos de la Dirección Homicidios de la Policía.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN indicaron que la fiscal de Instrucción 3, Adriana Marcela Verónica Herbociani, se opuso al pedido de excarcelación de la mujer de 41 años por entender que su libertad, aunque sea supeditada a la causa, puede entorpecer la investigación y en este contexto, el juez Fernando Verón resolvió que por el momento la acusada siga en prisión al igual que su pareja.

Se trata de la madre de la niña de 12 años quien fue víctima de violación e interrupción de embarazo de manera clandestina, un caso publicado en exclusiva por este Diario a mediados de mayo.

La mujer fue detenida alrededor de las 12.50 del sábado 29 de mayo en una vivienda de calle 90 casi avenida Santa Cruz de Posadas.

El padre biológico de la víctima (48) fue quien denunció el hecho al tomar conocimiento y habría recurrido a la Justicia apenas la menor le confesó lo que acarreaba de padecimiento. Tal cual se publicó en su momento, el hombre la notó mal y triste semanas antes de que se conociera el caso. Según expuso en la policía y la justicia, la niña estaba en mal estado psicológico y comenzó a sospechar con mayor preocupación cuando detectó trastornos hormonales en su hija.

En uno de los días que le tocó estar con la menor, la misma rompió en llanto y le relató lo sufrido ante las preguntas del progenitor quien ya manejaba una versión de su sucedido. El hombre de inmediato lo denunció, tanto el abuso sexual como el aborto clandestino al que sometieron a la víctima.

 

Exámenes médicos

Con la versión judicializada, se realizaron los primeros análisis a la niña y se adelantó que habría padecido tal situación de abuso y manifestaba fuertes reacciones traumáticas como rechazar ser revisada en sus genitales por médicos especialistas. También fuentes consultadas confirmaron que fue sometida a un aborto por embarazo de poco más de tres semanas.

El paso que sigue en cuanto a la investigación del caso, es que la menor declare en Cámara Gesell, medida dispuesta por el magistrado que entiende en la causa y que en principio aún no se pudo realizar. Se haría en los próximos días.

También se aguardan testimonios que se consideran clave como el de un familiar del acusado, que reveló en primera instancia la situación al padre de la niña al tener un contacto más fluido con ella. La niña reside con su madre y padrastro pero actualmente quedó al cuidado de su padre biológico.