“Muchos no quieren vacunarse”, advirtió Beck sobre Andresito

El intendente Bruno Beck analizó la situación epidemiológica en su localidad, donde han controlado el número de casos. Además, señaló las iglesias y las reuniones como espacios a tomar medidas

08/07/2021 12:40

“Muchos no quieren vacunarse”, advirtió Beck sobre Andresito

EN VIGILANCIA. Aumentaron los controles y sólo se permiten algunas actividades deportivas sin público presente.

Luego de tener un pico de contagios de coronavirus, en Andresito las autoridades tomaron medidas para reforzar controles e implementaron operativos de vacunación en los barrios. Los resultados fueron buenos, pero aún piden la colaboración de los vecinos.

En comunicación con FM 89.3 Santa María de las Misiones, el intendente Bruno Beck detalló que “el 28 del mes pasado nos reunimos con el Comité de Emergencia, con los directores del Hospital y las autoridades para escuchar la voz oficial de Salud Pública para ver cómo se fue evolucionando en lo pretendido, bajar el índice de contagios. En algo lo logramos, hubo un 68,9% en baja, así que volvimos a la fase anterior con la habilitación de actividades deportivas”.

Sin embargo, en cuanto a la prevención de los contagios afirmó que “notamos que uno de los grandes problemas es que la gente no quiere vacunarse. Ni siquiera yendo hasta las casas conseguimos que se vacunen. Creo que tiene que ver con todo lo que circula en los medios, sobre todo en la televisión nacional, sobre todo en la política. Muchas personas del partido opositor incluso expulsan a los que van a los hogares a hacer la vacunación”.

Bruno Beck aseguró además que “hay locales comerciales donde los dueños no permiten a sus empleados vacunarse. Así que intentamos persuadir de la mejor manera posible y muchos aprovechan cuando salen de sus trabajos e intentan ir a vacunarse o en los fines de semana”.

Para llevar la inmunización contra el COVID “desde el Municipio colocamos puestos sanitarios y también salimos a los barrios con los operativos junto al CIC a buscar a las personas, pero es algo ilógico lo que sucede”, lamentó.

El intendente de Andresito detalló que “tenemos mejores resultados con las personas de los barrios humildes, pero hay problemas con aquellos en buena posición económica. Es un trabajo de hormiga el que realizamos y esperamos que la gente comience a tomar un poco más de conciencia, sobre todo cuando empiece a ver los números de fallecidos en el país”.

En materia de medidas, precisó que “hubo un control más rígido sobre todo en las iglesias, donde notamos que se juntaban muchas personas sin cumplir nada. Por eso nos reunimos con los pastores para llegar a un acuerdo. Controlamos los ‘tercer tiempo’’ o directamente los estamos prohibiendo. Por ahora, estamos bien porque los dueños de los locales acompañan en el cumplimiento de las normas”.

Además, contó que “tenemos el problema de que nos piden para jugar campeonatos de fútbol. Decidimos que se autorizará, pero no se permitirá con público”.