Un detenido por caso Kühl tras el dato clave de informante policial

El “datero” de los efectivos lo habría mencionado al inicio de la causa. Ahora la Justicia ordenó la captura del sospechoso para determinar qué rol tuvo en el crimen cometido hace casi 5 años.

06/07/2021 07:00

EN BUSCA DE JUSTICIA. El crimen conmovió a gran parte de la comunidad.

Un informante policial dio un dato clave para la captura de un sospechoso por el crimen de Victorino Kühl (69), perpetrado hace casi cinco años en Alem.

La aprehensión del presunto involucrado en el homicidio se concretó el pasado domingo a las 21. Se trata de un hombre domiciliado en la calle Schnarbach de la mencionada localidad.

Según fuentes reservadas, este individuo habría sido mencionado por el informante al principio de la investigación, más precisamente a un comisario. Sin embargo el “datero” luego se desdijo en sede policial, por lo que su “reporte” habría quedado nulo.

No obstante, ahora se reactivó la pesquisa y desde el Juzgado de Instrucción 5 de esa localidad, a cargo de la magistrada Selva Raquel Zuetta, solicitaron la inmediata detención de la persona que habría sido mencionada por el informante. En las próximas horas el sospechoso será llevado ante la Justicia para la audiencia indagatoria, donde podrá dar su versión de los hechos o abstenerse de hacerlo.

El sábado 23 de julio de 2016, un grupo de delincuentes ingresó al domicilio de Victorino Kühl ubicado en inmediaciones del barrio Balbín de Alem. Buscaban dinero y para llevárselo, masacraron a golpes al hombre de 69 años y golpearon, ataron y encerraron a su esposa de 74.

Hace unos años y en diálogo con PRIMERA EDICIÓN la mujer, Lili Kruger, relató que aquel día ya estaba oscureciendo cuando escuchó a su perrita ladrar de una forma muy extraña. Abrió la puerta para saber qué le pasaba al animal y en ese momento uno de los delincuentes se abalanzó sobre ella y la hizo tumbar al suelo.

La golpearon en la cara y uno le dijo que se quedara tranquila que no le iba a pasar nada, que sólo querían la plata. Los ladrones se manejaban con un dato. Los Kühl habían vendido un terreno que estaba sobre la ruta 14 y ese fue el motivo del atraco.

Don Victorino estaba en la cocina y apenas escuchó los ruidos se aproximó a ver qué pasaba. Se encontró con los malhechores y su esposa reducida en el piso.

Según el relato de Lili, lo abordaron y luego de darle varios golpes le dijeron “ustedes tienen mucha plata”, a lo que el hombre les respondió “sí, pero la teníamos”. Sucedió que una gran parte ya la habían utilizado en unos locales que habían construido. Los ladrones no le creyeron y lo siguieron golpeando. Totalmente sometido por la violencia de sus captores Victorino atinó a decirles “déjenme vivir, les doy todo lo que tengo”.

Revolvieron toda la casa. Según la crónica policial de aquel día, se llevaron una suma aproximada a los 60 mil pesos.

A todo esto, golpeada pero aún consciente, Lili fue llevada al baño donde la encerraron. Como la puerta no tenía llave, trabaron el picaporte con un trapo para que no saliera. La señora no recordaba cuánto tiempo estuvieron los delincuentes en la casa, sólo que fue rescatada por su hijo luego de 35 horas encerrada. Fue allí que hallaron a Victorino ya sin vida.