Restricciones: comerciantes e industriales piden que no se afecten las actividades

A pesar de que en Misiones se aplicarán las medidas de carácter obligatorio, pero que no afectarán el desenvolvimiento cotidiano, desde la CCIP manifestaron preocupación y advirtieron que “si vamos a un escenario de restricciones a las actividades comerciales e industriales, el daño será superior a la primera cuarentena”.

09/04/2021 06:15

ACORRALADOS. Recordaron que muchos rubros aún no pueden sobreponerse a los efectos desatados el año pasado.

Cada vez que la Nación habla de aplicar restricciones, al sector comercial e industrial de Misiones se le enciende una luz de alerta ante la posibilidad de retornar a la cuarentena y aislamiento estricto que hubo hace un año atrás.

Pero esta vez, al menos en Misiones, será distinto siempre que la epidemiología se mantenga en los parámetros actuales.

Aún así, referentes de organizaciones y entidades que agrupan a comerciantes y empresarios solicitaron que no se afecte el normal desempeño de las actividades, a riesgo de entrar en una crisis sin salida.

Desde el Gobierno provincial confirmaron a PRIMERA EDICIÓN que se aplicarán en Misiones las medidas de carácter obligatorio que estableció el DNU de Alberto Fernández por la pandemia de COVID-19, pero que no afectarán el desenvolvimiento cotidiano de los vecinos como se viene dando hasta ahora.

Fuentes consultadas sostuvieron que “será una cuestión de análisis diario y las medidas o decisiones se irán tomando en base al DNU si cambia la situación epidemiológica. Hoy, muchas no son necesarias porque existe una meseta de casos positivos diarios”.

Se explicó que del decreto de Fernández se desprende la facultad a los Gobernadores de tomar la mayoría de las decisiones, salvo algunas que son de alcance nacional como la suspensión de los viajes de egresados como de los viajes en grupos de turistas o al exterior; la no realización de las reuniones familiares de más de 10 personas como de las actividades al aire libre de más de 20 personas.

Pero no habrá limitaciones de horarios como de otras actividades habilitadas hasta el presente. Lo que significa un alivio para la preocupación generalizada.

 

Tensión en comerciantes

Sobre la preocupación creciente en varios sectores de la economía por las medidas de restricción que se puedan llegar a profundizar, de no revertirse la compleja situación sanitaria, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), Sergio Bresiski comentó a PRIMERA EDICIÓN que “debemos tener cuidado porque es una idea hipotética, pero si vamos hacia un escenario donde se van a restringir las actividades comerciales e industriales, el daño que va a producir eso al aparato productivo va a ser muy superior a lo que generó la primera ola”.

“La producción está todavía debilitada por lo que provocó la primera cuarentena. Hay muchos rubros que siguen luchando para llegar a los niveles de la prepandemia y si se los somete a una nueva cuarentena sería como darles un golpe de gracia”, consideró y recordó que  “hay algunos sectores que están pagando un crédito, a tasas del 24%, que sacaron durante la primera cuarentena, para hacer frente a sus obligaciones en aquel momento”.

Además recalcó que “somos muy respetuosos de las decisiones que se tomen pero tenemos que manifestar cuáles serán los daños, que serán cuantiosos para todo el aparato productivo, no solamente para el comercio y la industria sino también para todos los profesionales”.

Por otro lado cuestionó que “el Gobierno nacional quiere federalizar el desmadre que existe en Capital Federal y Buenos Aires. Eso no corresponde, nos quiere hacer solidarios en las restricciones por lo que está sucediendo allá. En un año la clase política nacional debería haber buscado otro tipo de creatividad para sobrellevar la segunda ola. No podemos enfrentar todo con una economía totalmente debilitada, muchos más vulnerables que hace un año y quieren hacerlo con las mismas herramientas. No se puede conceder eso”.

Mientras que el presidente de la Cámara Regional de Industria, Producción y Comercio de Oberá (CRIPCO) Carlos Mielniczuk expresó en diálogo con este Diario que “nuestra opinión es que el sector privado no está en condiciones de asumir o acatar ningún tipo de restricción, eso sería catastrófico. Cualquier tipo de inconveniente o problema no son generados desde el sector privado, el comercio o la industria”.

“Los comercios quedaron muy afectados por las medidas de restricciones que se aplicaron el año pasado, que además en muchos casos fueron sin sentido y demasiado apresuradas, y ahora no están las condiciones para acatar si deciden eso”, opinó y amplió: “Muchos comercios tuvieron que cerrar porque no soportaron las decisiones que se tomaron el año pasado, y otros que quedaron ahora están con una mochila de plomo de arrastre por deudas, incluso con el mismo Estado por impuestos que no se pudieron pagar o el endeudamiento en los bancos”.

A su turno el presidente de Cámara de Comercio de Montecarlo, Ramón Da Silva, indicó: “Sabemos que no es una situación fácil por el COVID-19. Pero desde el punto de vista empresarial, todo cierre o restricción impacta negativamente en el comercio”.

“Montecarlo no escapa a la realidad, en el centro se ven varios comercios cerrados, locales que están sin poderse alquilar, comerciantes que tuvieron que cerrar sus puertas. Si hay más restricciones todos estos problemas van a crecer, es algo triste pero tenemos que decirlo para anticiparnos”, reconoció y agregó: “Somos conscientes que enfrentar una pandemia no es nada fácil, pero ya se hicieron cierres anticipados que no sirvieron para nada, eso es lo lamentable, esas decisiones se tomaron muy pronto”.

 

Caso por caso

Desde el Gobierno se indicó a este Diario que, siempre con la aplicación de los protocolos aprobados y refrendados por la Jefatura de Gabinete nacional que se encuentran vigentes, se decidió:
• No habrá restricciones en la circulación entre localidades, incluso para la realización del turismo interno.
• Salvo los municipios que decidan imponer alguna restricción, se mantendrán los horarios de nocturnidad; se sostiene el mismo cupo de permanencia en bares y restaurantes.
• Se mantiene la circulación del transporte de media y larga distancia como de los vuelos que existen hasta el momento. Los turistas procedentes de otras provincias deberán tener el PCR negativo con máximo de 48 horas de antelación al viaje o bien se lo podrán realizar en Centinela, El Arco o los aeropuertos.
• Se continuará con el dictado de clases en la modalidad actual (presencialidad y virtualidad).
• Los mayores de 60 años que trabajan en el Estado seguirán eximidos de la asistencia. No se ampliará el régimen de teletrabajo de empleados públicos provinciales por el momento.
• Los casinos, salas de juego, el cine IMAX y teatros continuarán abiertos con el mismo régimen de trabajo.