Misioneros con casa en Ituzaingó sí podrán ingresar a esa ciudad

El intendente Eduardo Burna flexibilizó varias actividades. Se mantiene la Fase 3 con varias restricciones, a fin de bajar los contagios.

31/03/2021 21:00

Foto: @municipalidad.deituzaingo

El intendente de Ituzaingó, Eduardo Burna, señaló el martes por la noche a través de su redes sociales que, “junto con el Comité de Crisis local dispusimos restringir el acceso a nuestra ciudad durante los días de Semana Santa. Estamos en una zona caliente y no podemos bajar los brazos”.

Desde la comuna reconocieron que “si bien se logró bajar los casos positivos, la localidad sigue con un número importante de contagios diarios”.

Más allá de que en los posteos no haya brindado más detalles sobre la medida, fueron varias las consultas que se vieron en los comentarios con respecto a qué pasará con el ingreso para quienes tienen casa en dicha localidad o reservas para el fin de semana largo.

Las fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN indicaron que “las restricciones son las mismas que estaban establecidas. Los misioneros con propiedad en Ituzaingó deben probar con el título de propiedad o instrumento que avale dicha situación”.

Por lo cual, mostrando estos documentos se podrá ingresar a la localidad durante estos días de Semana Santa.

Recordaron además que al ingreso no se solicita certificado de COVID negativo. Según los datos recabados por este Diario, además podrán ingresar a la ciudad correntina aquellos que “ya tenían reservas (hoteleras o en alojamientos) para estas fechas; como así también los que cuentan con domicilio y casa en la ciudad”.

 

Otras medidas
• Los locales comerciales podrán abrir hasta la 1 con protocolos y distanciamiento social
• Se permite la práctica de deportes en equipo y al aire libre, de hasta 5 jugadores por equipo, sin público.
• Gimnasios, artes marciales, talleres artísticos, escuelas de danzas podrán abrir respetando los protocolos y con capacidad reducida.
• Las estéticas, peluquerías y consultorios podrán atender con turnos programados.
• Las playas de la ciudad estarán habilitadas pero no se podrá nadar.
• Las iglesias y cultos funcionarán con el 50% de su capacidad y con protocolos, mientras que se permiten las reuniones familiares y sociales sólo con hasta 10 personas.