Costo de alimentos: “Están entre inflación y la suba por las dudas”

“Son subas muy importantes y la mayoría en carácter totalmente abusivas e injustificadas”, señaló el representante de la ONG de defensa del consumidor.

24/03/2021 06:15

VALORES. “Hoy nadie sabe cuál es el precio justo, lógico, razonable de un determinado producto en el mismo barrio”, opinó el exlegislador nacional y responsable de Consumidores Libres.

Luego de la publicación de los últimos índices de precios, por parte del INDEC, Héctor Polino, fundador de Consumidores Libres y exlegislador nacional, aseguró que el problema es fundamentalmente “porque se ha dolarizado la economía del país”.

Asimismo, según el relevamiento efectuado por la entidad en supermercados y negocios barriales de Buenos Aires, el precio de los 21 productos de la canasta básica de alimentos tuvo un aumento del 2,02% durante la primera quincena de marzo.

Polino, en diálogo con la FM 89.3 Santa María de las Misiones dijo que “en 15 días de marzo una canasta de alimentos donde hay 9 productos de almacén, 8 de frutas y verduras y 4 de carne vacuna subió un 2,02%”. En esa línea, aseguró que “los precios de los productos de la canasta básica no dejan de aumentar y eso se produce por una inercia inflacionaria que viene desde hace muchos años y, además, porque los precios se aumentan ‘por las dudas’”.

“Hoy nadie sabe cuál es el precio justo, lógico, razonable de un determinado producto en el mismo barrio”, señaló Polino en la entrevista radial.

Añadió además que “son subas muy importantes y la mayoría en carácter totalmente abusivas e injustificadas, que están perjudicando el nivel de vida de millones de argentinos”.

Apuntó el representante de Consumidores Libres que “se dolarizó la economía argentina” pero que “los haberes de la clase pasiva no se perciben en dólares”.

Para Polino “la incidencia del tipo de cambio tendría que reflejarse en los productos que son importados; o en aquellos de fabricación nacional, que tienen algún componente importado y en la medida que ese componente importado incide en la estructura de costos”. Pero -sostuvo- “no en el 100% del producto”.

También remarcó que “el importador toma el valor al dólar oficial y luego pretende colocar el producto al valor del dólar blue con lo cual obtiene una ganancia extraordinaria“.

Sin embargo “en este momento están congeladas las tarifas de los servicios públicos, de agua potable, energía eléctrica, gas natural, continúa vigente el programa de Precios Cuidados que arrancó en el año 2014, el programa de Precios Máximos, que se estableció en marzo de 2020 con precios de referencia al 6 de marzo de ese año, con dos aumentos autorizados por el Gobierno nacional, uno en agosto y otro en octubre que oscilaron entre el 2 y el 5% de acuerdo al producto”.

 

Control a los grandes formadores de precios

Sobre la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (SIPRE), Héctor Polino de la ONG Consumidores Libres explicó que “el Gobierno tomó una resolución -a través de la Secretaría de Comercio- para transparentar la cadena de comercialización. Tiene por objeto reclamar a las grandes empresas que son las formadoras de precios en los productos de alimentos, bebidas, artículos de higiene y limpieza, productos químicos, la construcción y electrodomésticos; los datos sobre la cantidad de productos elaborados, los productos vendidos, el stock de los productos y los precios de los mismos”.

Además, ante las reacciones negativas de algunos representantes de empresas publicadas en medios nacionales, opinó que “los empresarios, formadores de precios, evidentemente quieren ocultar porque luego los precios a los que venden los productos que elaboran son exagerados”.

Agregó que “el problema de la Argentina es que se están violando las normas legales y vigentes, que protegen los derechos de los consumidores”.

Para finalizar Héctor Polino mencionó que “siempre en la primera quincena el porcentaje de aumento suele ser superior al de la segunda quincena” de cada mes.

Esto se debería a que “en la primera quincena se cobran en general los salarios, los haberes de la clase pasiva y, en consecuencia, aumentan las compras de los productos. Por lo tanto, aumentan más los precios en la primera quincena que en la segunda”, explicó el titular de la organización de defensa del consumidor.