Sombrero y anteojos de sol, dos aliados contra el cáncer de piel

"Un sombrero es una buenísima inversión, anteojos de sol, ropa adecuada, cuidarnos con los horarios y elegir la sombra para las caminatas son pautas que debemos incorporar”, afirmó le médica dermatólogo Gabriela González Campos a FM de las Misiones.

17/11/2020 18:30

La médica dermatóloga Gabriela González Campos dividió la prevención que podemos tomar para evitar el cáncer de piel en dos partes. “Primero es cómo evitar que el sol me lastime o evitar acumular más radiación. Esto no es no disfrutar del verano sino cuidarme todo el año. Los protectores solares son caros pero no son la principal herramienta de fotoprotección”.

“No nos tenemos que quedar con esa excusa. Un sombrero es una buenísima inversión, anteojos de sol, ropa adecuada, cuidarnos con los horarios y elegir la sombra para las caminatas son pautas que debemos incorporar”, indicó en la entrevista con FM 89.3 Santa María de las Misiones.

Luego se refirió a la “prevención secundaria, que es la de estar atentos cuando tenemos la radiación acumulada (40-50 años, trabajador rural, tomadora de sol, etc) para estar atentos a los cambios. Un lunar que cambia de forma en tamaño o color; un lunar que sangra, que me pica, que me duele, sería una banderita roja. Entonces, para detectarlos primero nos tenemos que conocer. Por eso llamamos al autoexamen mucho más en estas épocas de pandemia con la revisación de la piel, mirarse, conocernos para ver si hay algo diferente”.

La titular en Misiones de la Sociedad Argentina de Dermatología señaló además que “en las horas de exposición solar, la cara, cuello, cuero cabelludo en gente calva, hay que fijarnos si hay lesiones o una heridita que no se cura en un tiempo mayor de un mes, tengo que estar atento para ir a consultar. Un lunarcito perlado, brillante, anacarado con venitas rojas son signos para tener en cuenta”.

Respecto a los lunares, aclaró que en principio “ningún lunar debe ser quitado. Los melanomas se originan en un 30% de los casos en los lunares y el 70% se origina en manchitas nuevas como lunares: con características asimétricas, bordes irregulares, más de dos colores, más de 6 milímetros de ancho. Es un error decir que tengo tres lunares y me lo saco para no tener cáncer de piel. Es un error también ponerse protector solamente en los lunares, me ha pasado con algunos pacientes. Cuando un médico presume una malignidad y aconseja una extirpación, hay que derribar el mito que un lunar se hace malo, es absolutamente lo contrario”.

 

Camas o cabinas solares

Para Gabriela González Campos, “cuando uno tiene un cáncer de piel no es por los 15 días de vacaciones sino por el acumulado de todos los días. Una afección grande es el de las camas solares. Son camas o cabinas de radiación no es una elección, no hay punto medio ni diferentes opiniones”.

Agregó la especialista misionera que “por la ley que ahora tenemos los misioneros, se exige que estos centros de radiación están obligados a tener en lugar visible la leyenda que diga que estos centros son peligrosos para la salud así como la etiqueta del cigarrillo. De esta manera el usuario se va a basar en la información correcta para tomar la decisión”.

 

Tratamientos del cáncer

“Hay tantos avances en el cáncer de piel en cuanto a la terapéutica, el diagnóstico temprano. Todos los cánceres de piel diagnosticados precozmente se curan, por eso insistimos en esto. El melanoma que es el cáncer más agresivo y menos frecuente pero puede metastizar y se lleva 90% de las muertes de cáncer de piel, hay avances en sobrevida, en los estadios tardíos de la enfermedad, en las medicaciones. Sin embargo, a pesar de todo esto la incidencia del cáncer de piel va en aumento”, explicó la doctora Gabriela González Campos.