Reconocen faltante de aires acondicionados más económicos

Indicaron que el split se vende apenas llega de las distribuidoras. El problema de escasez se debe a la “falta de personal en las fábricas”. Los precios están casi al doble del valor que tenían hace un año atrás.

31/10/2020 08:24

ALTERNATIVA. Varios comercios tienen solamente portátiles y “de ventana”.

Los días de intenso calor comenzaron a hacerse sentir, motivo por el cual la venta de aires acondicionados y ventiladores registra niveles muy positivos para los comerciantes de Posadas.

Al clásico impacto del clima con los últimos meses del año, ahora se suma que muchas familias decidieron invertir en las comodidades del hogar o la búsqueda de mejorar su calidad de vida, previendo que durante el verano seguirán las complicaciones para viajar y vacacionar por efectos de la pandemia del COVID-19.

Así, según remarcaron a PRIMERA EDICIÓN desde diferentes casas de electrodomésticos, hay faltante de la mayoría de los equipos de aire acondicionado, principalmente en split. Los que logran permanecer en vidriera durante un par de días son los de mayor potencia, y por ende los más caros; mientras que las opciones más económicas se convirtieron en algo muy difícil de conseguir para los compradores que recorren cada comercio.

Al respecto, el empresario Carlos D’Orazi, entrevistado por este Diario, reconoció que “hay faltantes de algunos productos porque la demanda es muy alta”.

“Volvimos a las mejores épocas de venta que teníamos hace 7 u 8 años. En algunos casos, es porque muchas familias asumieron que no van a vacacionar, y están haciendo remodelaciones en sus casas o queriendo levantar su calidad de vida. Vamos a tener un verano muy profundo, muy duro con el calor. Pero ahora la diferencia a nuestro favor es que la gente eligió aumentar lo que puede su calidad de vida y decidió poner un aire acondicionado en el comedor, la cocina, o alguna parte de la casa dónde todavía no tenía”, remarcó.

“Es increíble, si llegan 100 equipos se venden los 100 muy rápidamente”, completó.

“Lamentablemente el problema que existe es una falta de personal para fabricación y el proceso de ensamblar. Esto es porque las fábricas estuvieron mucho tiempo con personal reducido y eso hace que se sigan demoradas algunas entregas”, reconoció.

En los locales de diversas tiendas del microcentro posadeño, se pudo constatar que son muy escasas las posibilidades de adquirir split de 2.800 o 3.200 frigorías. En tanto que sí existen algunas opciones de diferentes marcas en los equipos más potentes. También, varios comercios solamente ofrecen los equipos portátiles o los denominados “de ventana”.

El vendedor de una casa comercial comentó que “lo primero que los consumidores buscan son los equipos más baratos, pero esos casi no los tenemos. Cuando llegan se venden prácticamente en el mismo día, no duran nada en vidriera. Algunos deciden llevarse un aire acondicionado más caro porque no quieren esperar a los más económicos, porque nosotros tampoco podemos asegurarles que día llegarán o a qué precio estarán en ese momento. Es todo muy inestable en cuanto a precios, pero eso está pasando con la mayoría de los electrodomésticos”.

Al mismo tiempo, una compradora que se encontraba averiguando precios señaló: “Hace un par de días estoy recorriendo porque quiero comprar un aire de 3.000 frigorías, pero justo esos son los que nunca aparecen. En todos lados me dicen que se venden muy rápido. Y a los otros más grandes me resulta imposible pagarlos”.

 

Suba de precios

En comparación con los valores que tenían en octubre del año pasado, algunos equipos de aire acondicionado tuvieron un incremento de precio de casi 100%.

Así, actualmente un Split de 2500w frío calor cuesta $44.515 al contado. Un equipo similar, hace doce meses, salía $23.000.

En tanto que un Split de 3.200 frigorías asciende a $56.000, cuando el año pasado se conseguía por $29.000. Por su parte, un acondicionador de 5.000w frío calor que en octubre 2019 costaba alrededor de $35.000, ahora vale unos $67.999.

 

La opción de los ventiladores

Otro producto que registra un crecimiento exponencial en su nivel de ventas, es el ventilador, la opción más accesible para quienes no llegan a los valores de un acondicionador de aire.

En ese sentido, D’Orazi apuntó que “el ventilador es la muleta o el bastón de quienes no llegan a comprar un aire acondicionado con su presupuesto. También pasa que algunas personas que tienen un aire grande deciden acompañar con un ventilador para esparcir el fresco por toda la casa”.

Sin embargo, al igual que los acondicionadores, los artefactos de ventilación sufrieron un importante aumento en sus precios. Un ventilador turbo de mesa que en octubre del 2019 se conseguía por $3.199, ahora cuesta unos $6.100. Mientras que los ventiladores de pie con tres velocidades oscilantes arrancan desde los $7.500.

Como en cada proximidad del verano, otro artículo que comienza a crecer en su demanda son “las piletas que ya comenzaron a vender bastante bien, y eso que la temporada más fuerte arranca recién el mes que viene”, destacó D’Orazi.