Tengamos en claro la diferencia entre hidratación y humectación

Tanto la hidratación como la humectación son importantes si queremos cuidar plenamente nuestra piel.

13/10/2020 19:34

hidratación y humectación

Llegó la primavera así que es muy oportuno que veamos la diferencia entre hidratación y humectación así lo tenemos en claro y podemos entender el proceso de la piel porque ambos términos persiguen objetivos diferentes.

La hidratación es la nutrición profunda de la piel, es absorber agua necesaria a fin de que luego vaya liberándola poco a poco para mantenerla suave, tersa, hidratada durante el día. Con el paso de los años, desde los 25, ya necesitas usar cremas hidratantes y serum para que esa cobertura de grasa nos dé elasticidad e impida que penetren sustancias irritantes.

Su uso debe ser diario tanto para varones como para mujeres. No sólo en rostro sino también en manos y pies, pues una piel hidratada es piel saludable. La pérdida de humedad tiene que ver con la edad.

La hidratación la hace nuestro cuerpo en forma natural a través de alimentos y líquidos que tomamos, un ejemplo de ello son las frutas y verduras, por eso es bueno consumir en esta estación tomates y sandías, mientras nos aplicamos productos hidratantes como agua de rosas, agua termal o aloe vera.

La humectación retiene la humedad es decir que forma una barrera en la piel para evitar la sequedad. Si estamos pensando qué pieles deben hidratarse y cuáles humectar, lo ideal es que sea cualquier tipo de piel.

Si estás pensando que la piel oleosa no necesita humectación, te comento que sí pero con productos específicos como aceite de jojoba, de árbol del té, disueltos en agua o bien en tu crema hidratante colocar 2 gotitas de esos aceites al momento de la aplicación.

Otras soluciones cosméticas son sérum con Vitamina C, ácido hialurónico y beber colágeno. Estos principios activos no nos hidratan internamente, pero sí restablecen la humedad en las capas superficiales, que luego se evaporan.

Aquí viene la otra parte, la humectación, que es la que produce una barrera cutánea e impide que la hidratación se vaya, se realiza tópicamente y llega a capas superficiales de la piel. Lo que debemos buscar son cremas con urea, pantenol, alantoína, glicerina, ceramidas y aceites esenciales. Llegó el momento de cuidar tu organismo más que nunca, así que amiga a observar tu piel y a recurrir a una profesional.