Vándalos atacaron a un conductor en el Acceso Sur

Un trabajador de prensa que iba a Garupá se salvó porque el piedrazo sólo causó daños materiales en su vehículo particular.

01/09/2020 08:46

SUSTO Y MILAGRO. La marca de la piedra sobre el vehículo del trabajador de un medio periodístico que afortunadamente no dejó heridos.

El Acceso Sur vuelve a ser una zona de temor para automovilistas que durante la noche y madrugada argumentan que no hay iluminación y que antes de la rotonda de acceso a esta localidad, fueron varios los ataques en los últimos días. No sólo con piedras, sino con palos y botellas. La policía reforzará la seguridad con operativos de prevención.

Un trabajador de prensa de 50 años sufrió un nuevo ataque. Fue ayer a la madrugada alrededor de las 2.30 cuando regresaba a su domicilio en Garupá tras la jornada laboral.

Una piedra de dimensiones importantes golpeó el parabrisas de su automóvil y pese al susto y los daños, siguió adelante temiendo algo peor. Afortunadamente sólo registró la rotura del vidrio delantero de su Peugeot 308 pero lo ocurrido hace algunos años a una mujer, en circunstancias similares, traen al presente ese temor.

El 14 de febrero de 2014, una mujer de 41 años, esposa de un trabajador radial, sufrió la pérdida de un ojo producto de un brutal ataque cuando pasaba por casi la misma zona con su automóvil. En aquella oportunidad, ya había antecedentes de ataques y los vándalos siguieron.

Ese día una piedra atravesó un costado del vidrio del acompañante en donde iba la mujer y la golpeó en la cara a la altura del ojo derecho. Finalmente y tras días de angustia, perdió la visión de ese ojo. Nunca se supo quien o quienes arrojaron el elemento contundente pero no fue el único caso por aquel entonces.

Desde la policía manifiestan que son casos aislados y muchas veces, se piensa o se investiga, como supuestas travesuras de menores aunque la seriedad de los hechos han obligado a los altos jefes de la Unidad Regional X a reforzar operativos de seguridad.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN indicaron que en los últimos siete días, se registraron al menos dos hechos más, similares al mencionado. Fueron dos colectivos de transporte urbano de pasajeros los que sufrieron roturas de vidrios.

La zona crítica parece ser en la continuidad de la ruta 105 a unos 100 metros de la rotonda de acceso a Garupá. O incluso en alrededores, directamente por ruta 12 o puentes aéreos cercanos. Es por ello que desde la fuerza provincial señalaron que se montarán operativos nocturnos con motocicletas y vehículos de los distintos comandos. La jurisdicción en la zona es de la seccional Quinta que en principio tiene un móvil para recorrer más de 20 barrios.

 

Sospechas policiales

Si bien las fuentes policiales consultadas no afirmaron tener certezas de los autores de este tipo de ataques, indicaron que hay investigaciones en curso y que algunos hechos podrían apuntar a jóvenes o incluso menores de la zona.

De cualquier manera dejaron en claro también que la recomendación es no detenerse ante cualquier ataque pero al día siguiente brindar los detalles en la comisaría correspondiente.