“Bencivenga pidió en 2018 la SUBE Nacional y no tuvimos respuesta”

Los Gobiernos no quieren el sistema nacional en Misiones.

23/08/2020 08:44

OPOSICIÓN Z A LA SUBE NACIONAL. A pesar que Bencivenga quiere, los Gobiernos y el Grupo se oponen.

Pasan los Gobiernos y los Ministros de Transporte nacionales (Florencio Randazzo, Guillermo Dietrich y ahora Mario Meoni). Cuando toma fuerza la exigencia de poner el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) Nacional, en Misiones hay “poder de convencimiento” y esa obligación nunca alcanza al Grupo Z.

Aunque se sepa poco, desde 2014 está en funcionamiento la SUBE Nacional en el servicio de transporte que presta Río Uruguay entre Apóstoles y Colonia Liebig (Corrientes). Darío Skrabiuk es, además de dueño de Bencivenga en Posadas, titular del Grupo Río Uruguay”.

Sobre la experiencia, explicó que “La tarifa se fija en Apóstoles pero tiene regulación nacional porque va de una provincia a la otra. Está instalada la SUBE nacional que sirve perfectamente, sin inconvenientes. Es perfecto cómo trabaja con las transacciones y los beneficios que tiene para los usuarios la red de transporte amplia con la que se maneja, por home banking te cargas crédito en la tarjeta para usarlo sin movilizarte a ningún lado para la carga”.

Al punto que aseguró: “Da más transparencia y, también, tiene un costo mucho menor que la SUBE Misionera”. Recomendó Skrabiuk, al conocer y tener que trabajar con los dos sistemas, que “hay que poner la SUBE Nacional porque exige transparencia. ¿Por qué no hacerlo? Nosotros ingresamos a Bencivenga en noviembre de 2017. En 2018, ante el requerimiento del Estado nacional, como Bencivenga pedimos que nos coloquen la SUBE Nacional porque los equipos que tiene la SUBE Misionera son compatibles. Hasta ahora no recibimos respuestas”, reveló.

Insistió, en base a su experiencia en Apóstoles, “que nos pongan la SUBE Nacional para cumplir con las exigencias de las normas nacionales, fijadas para poblaciones mayores a 200 mil habitantes. Porque la SUBE Nacional tiene un controlador fiscal y es auditada por AFIP. Incluso la SUBE Misionera debería tener un controlador fiscal, porque si no, estaríamos violando todo. Habría que verificar las cosas porque nosotros no podemos saber si tienen algún control”.

Ante la excusa que se suele poner en Misiones como en la Nación respecto a la necesidad de una inversión en maquinarias que el Grupo Z o la Provincia no pueden asumir, Darío Skrabiuk aseguró lo contrario: “La inversión ya está hecha, las máquinas son compatibles y lo único que tenés que adaptar es el software que viene de Nación Servicios”.

“Lo que pasa, que el reclamo de los dueños de la SUBE Misionera supuestamente es que el Estado nacional les retorne la inversión que pusieron para poner la SUBE Misionera”, dijo para contar que con el tiempo el Grupo Z fue recuperando lo invertido: “Nosotros en Bencivenga tuvimos que comprar los equipos de la SUBE Misionera pero nos cobran todos los meses un 9% cuando la SUBE Nacional nos cobra el 3%. En Misiones nos cobran tres veces más, es un buen negocio” comparó.