En Posadas la nafta súper llegó a los $62,14 y en el interior cuesta $62,89

En promedio el incremento es de $2,10 en la ciudad capital y de $2,20 en las demás localidades. Desde la CESANE manifiestan que se podrían dar otras subas en los siguientes meses porque el precio sigue retrasado.

20/08/2020 07:00

La pizarra de las estaciones de servicios se actualizaron ayer; luego de que el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, autorizó a YPF a aplicar un aumento en el precio de los combustibles. El valor promedio de las naftas y del gasoil subió un 4,5%.

En Posadas, la nafta súper en YPF tuvo un aumento de $2,10. Es así que el litro pasó de $60,04 a $62,14. Mientras que la Infinia subió $2,68 y el litro pasó de $66.91 a $69.59. A la vez, el litro de diésel 500 llegó a $57,48 y el diesel infinia a $67.64.

Las demás estaciones también modificaron sus precios. En Axion Energy la nafta súper tiene un valor de $62,14 y la de mayor octanaje denominada Quantium cuesta $69,59; el litro de diésel llegó a los $57,48 y el diesel Quantium a $67,64.

Mientras que en Oil el litro de nafta súper cuesta $62,14 y la premium se estacionó en los $69,69. A la vez, el litro de diésel cuesta $59,68 y el diesel D10 está $67,64.

Y en Shell el litro de nafta súper está $61.99 y la V-Power cuesta $70,98. En tanto, el litro de diésel llegó a los $59,77 y el V-Power diésel tiene un valor de $68,94.

Sobre el incremento en los precios de los combustibles se refirió Faruk Jalaf, quien es titular de la Cámara de Estaciones de Servicio del Noreste (CESANE).

En conversación con FM 89.3 Santa María de las Misiones expuso que “el incremento era indispensable para YPF por la situación económica en la que está. Además, menos mal que no fue tanto y que fue de improviso porque se perjudica a las estaciones cuando se anticipa con varios días la suba, ya que nos dejan sin combustible y sin poder reponerlos; además nuestro margen es tan pequeño que produce un desfasaje importantísimo”.

En cuanto al porcentaje, Jalaf reconoció que “esto ha sido relativamente menos porque es un incremento de 4,5%; inclusive coincide con nuestras expectativas y reclamos del interior del país. Se reclamaba que interior tiene menor per cápita, pero tenía que pagar más caro que Buenos Aires”.

En lo que respecta a los precios en las estaciones, dijo que el porcentaje de aumento por lo general es el mismo, pero “a veces varía un centavo más o uno menos, o puede ser que uno de los productos cuesta más que el otro. Esto sucede por un tema legal y es para que no digan que es un monopolio”. Y reconoció que “la rentabilidad que nos dan a nosotros es una miseria”.

De esta forma, apuntó que “por eso se pedía que un 1% fuera directamente a las estaciones porque el resto se reparten entre las petroleras y el Gobierno, es decir mitad y mitad”.

Ejemplificó que “podría ser que de ese 4,5% le dieran 2% al Gobierno y 2% a las petroleras y ese medio por ciento podría ser para nosotros”.
Expuso que “este incremento se dio porque era indispensable, no sólo porque YPF está mal, sino por el hecho de que las otras petroleras amenazan con importar petróleo porque hay una diferencia muy grande entre lo que les cuesta en Argentina el barril criollo a 45 dólares y el precio internacional que cuesta 35 dólares el barril de Brent”.

 

POSADAS. La YPF fue la primera estación que modificó sus precios.

Otro aumento

Jalaf no descartó que se produzcan otros aumentos. “No creo que sea el último porque los precios están muy retrasados”, aseveró.
Deslizó que “la ecuación era que el litro de nafta debe valer un dólar o 1,05 dólar; por lo cual si en este momento se toma ese parámetro con el dólar más barato, el litro de súper debería estar en los $72”.

Puntualizó que “es muy probable que se vayan haciendo (los aumentos) de forma gradual. Adicionó que “los aumentos bruscos producen, además de un salto inflacionario, mucha alteración en las estaciones de servicio porque no alcanzan a cubrir el combustible que vendían”.
“Capaz el mes que viene habrá una actualización similar hasta que se empareje un poco con el dólar”, detalló.

 

Precios en el interior

Las estaciones de servicio del interior también actualizaron sus precios en coincidencia con Posadas.

Es así que en las YPF de Apóstoles, Oberá y Eldorado el litro de nafta súper cuesta $62,89 y la infinia $69,99; mientras que el diésel llegó a los $57,65 y el diésel infinia $67,84.

De esta forma, se estima que en las localidades del interior el aumento en las YPF fue de $2,20.

En tanto, en la estación de servicio Shell el litro de nafta súper cuesta $63,49 y la de mayor octanaje llegó a los $70,87. Mientras que el diésel vale $58,27 y el diésel V-Power $68,86.

 

Impacto en otros rubros

Consultado sobre si el aumento en los precios de los combustibles generaría impacto en otros rubros, el comerciante Carlos María Beigbeder habló con FM 89.3 y dijo que “creemos que no debería” o consideró que en caso de que los precios aumenten “debería ser bajo”.

En este punto, indicó que “no es lineal el aumento, es decir que todo ese incremento no se puede trasladar a un producto porque el porcentaje que incide dentro de la logística y del negocio no es lineal”.

Sostuvo que “no es que si hubo un aumento de un 10% en el combustible todo sube un 10% . Es decir que debería ser de otra manera aunque esto a veces no sucede porque el argentino es muy pícaro”. Pero “todavía no sabemos de cuánto será y creo que es demasiado apresurado decir que se aumentará ‘tanto’ o ‘por las dudas’”.

Explicó que “si el combustible subió en el total del esquema de costo de una empresa puede llegar a subir medio punto o 1%”.